Salud y belleza » Cirugía estética

Aspectos que debes saber acerca de la Otoplastia II

Sin Comentarios

Segunda parte del análisis sobre la Otoplastia: ese grupo de cirugías estéticas para modificar ciertas imperfecciones de las orejas. Asique, a abrir bien los oídos para escuchar todo lo que se necesita sobre, justamente, las benditas orejas…

¿A partir de qué edad se recomienda someterse a una operación de esta clase?

Como ocurre en casi todos los aspectos que tienen que ver con una cirugía estética o intervención plástica, la edad más oportuna viene dada por el momento en el cual se terminan de desarrollar, en este caso, las orejas. Según especialistas, las orejas terminan de formarse completamente (es decir, los cartílagos ya están constituídos y han adquirido su mayor nivel de consistencia) a partir de los nueve años (promedio).
De todos modos, el problema no debe reducirse solo a una cuestión numérica sino también psicológica.

¿Qué clase de anestesia se utiliza para estas intervenciones?

Se recomienda el uso de anestesia local (con o sin sedación). La operación es de carácter ambulatorio: no precisa de hospitalización. En determinados casos, puede que el profesional haga algún otro tipo de recomendación pero, en líneas generales, el tratamiento se desarrolla de acuerdo a esas pautas.

¿Cuáles son los riesgos que implica una Otoplastia?

La otoplastia no representa grandes riesgos o peligros para los pacientes. Aún así, siendo muy poco común, es posible que ciertos sujetos padezcan hematomas, infecciones, problemas de cicatrización y demás factores relacionados con una intervención de esta clase. Aún así, más allá de ésto, no existen otros riesgos peores.
Y, de hecho, cualquiera de los problemas mencionados pueden ser sencillamente solucionados mediante la ingesta de ciertos fármacos y el reposo.

¿Qué hay en cuanto al posoperatorio de la Otoplastia?

Terminada la operación, el profesional coloca un apósito sobre la cabeza. Este cubre las orejas y es rápidamente retirado tras 24 horas. A partir de allí, el posoperatorio implica el lógico cuidado de las heridas residuales que son completamente normales. Como indicamos más arriba, los hematomas son poco comunes, por lo tanto el paciente solo debiera controlar otros aspectos menores. A menudo, se coloca una cinta de tenista ancha que cubre las orejas y que debe ser llevada por el lapso de una semana. Para dormir, se deben cuidar las posiciones y, por el mismo tiempo, se deben mantener los vendajes.

¿Cuál es el tiempo de recuperación?

En aproximadamente una semana, si todo marcha bien, van a desaparecer las complicaciones y va a finalizar el reposo y cuidado estricto. Las cintas de tenistas se pueden quitar a la tercera semana. Y, por último, los resultados se ven a los tres meses.

Más consejos de salud y belleza : , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.