Salud y belleza » Enfermedades, Salud, Salud sexual

Adictos al sexo: ninfomanía

1 Comentario

La adicción al sexo, al contrario de lo que muchos puedan pensar, no tiene que ver con el vicio o el libertinaje, sino que se trata de una enfermedad como otra cualquiera y quien la padece no siente el placer que muchos imaginan. Para ellos se trata de una cárcel, una adicción de la que no pueden escapar. Este trastorno de la hipersexualidad se denomina ninfomanía y el fin último es conseguir placer sexual por todos los medios.

adicto-al-sexo

Esta adicción, como cualquier otra, crea dependencia, en este caso, del placer sexual o del orgasmo. Sin embargo, al tratarse de una sensación corta pero intensa la satisfacción dura muy poco y muchas personas llegan a perder incluso ese placer sexual.

Este trastorno se considera una adicción de conducta, similar a la ludopatía, puesto que no hay una sustancia que cause dependencia, sino una conducta. Estas conductas pueden pasar por la masturbación compulsiva, el uso de pornografía o uso de líneas eróticas o encuentros sexuales con otras personas.

El problema de esta adicción es que puede llegar a afectar negativamente en la vida personal y profesional de la persona que sufra ese trastorno. La adicción al sexo no conlleva simplemente que la persona sea solo “algo caliente” o “muy sexual”, sino que tiene una dependencia extrema con esa conducta y no la puede evitar. Se dice que entre un 3 y un 6% de la población padece este trastorno.

El perfil de los adictos al sexo es generalmente el de hombres adultos jóvenes, aunque puede haber casos diferentes, pero este suele ser el perfil más típico. Son personas muy dependientes y con poca autoestima a las que les cuesta comunicarse. Son compulsivos y no tienen autocontrol. Han sufrido carencias afectivas a lo largo de su vida, por lo general, y suelen tener predisposición a la ansiedad o a la depresión. A estas personas les cuesta salir del círculo vicioso de esta adicción, puesto que una vez que consiguen realizar la conducta viene la culpa, los remordimientos y la pérdida de autoestima que lleva a realizar esa conducta.

ninfomaniaEl problema es que es una enfermedad tabú, de la que cuesta hablar y que las personas suelen llevar en secreto por vergüenza. A menudo es la propia pareja la que llama por resultarle los síntomas muy siniestros.

Para el tratamiento de este trastorno los expertos recomiendan, sobre todo, la terapia grupal, ya que los afectados se dan cuenta de que no están solos y buscan soluciones. Sin embargo, la adicción al sexo o ninfomanía todavía no tiene los tratamientos que se necesitan y en algunos países no se le trata como el verdadero trastorno que es. Poco a poco hay que concienciarse de la importancia de la ninfomanía como cualquier otra adicción.

¿Padeces el trastorno de la hipersexualidad? ¿Cómo te sientes?

Más consejos de salud y belleza : , , , ,

One Comment »

  • alfredo said:

    cierto que muchos hombres pensamos mucho en el sexo a todas horas.
    Pero de alli a que lleguemos a trastornos hay un trecho.
    yo pienso mucho y practico mucho la masturbación, pero intento tambien controlarme.
    Lo que mas me ayuda a controlar mis impulsos es el deportes. Me equilibra mucho practicar ejercicio y quemar energia.
    Lo recomiendo luego uno se siente bien y aprende a controlarse.
    por otro lado es cierto que eso no es que sea muy sexual o muy caliente , simplemente uno piensa mucho en el sexo.
    la prueba de fuego creo yo, si uno tiene pareja y practica sexo con ella dos veces a la semana y aun asi todo el tiempo piensa en el sexo sera realmente un trastorno

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.