Salud y belleza » Dieta

¡Aleluya por esta dieta!

Sin Comentarios

Que la dieta Aleluya lleve un nombre tan, ¿religioso?, ¿católico?, ¿bendito?, no es casualidad sino causalidad: su creador, George Malkmus, se define a sí mismo como “un hombre devoto”.

Malkmus esconde una rica historia: él fue diagnosticado de cáncer, buscó una cura alternativa a los métodos tradicionales, y se inspiró en el Génesis 1:29, “le doy de cada planta que produzca semilla en la faz de la tierra y de cada fruta con la semilla en ella. Serán tuya para el alimento.” Su dieta es la consolidación de esa fe.

Pero, atención, pues esta dieta no es tan sencilla como parece: ponerla a prueba requiere toda una evidencia de fe aunque también de responsabilidad y constancia.

Analicemos algunas características de la dieta Aleluya

  • El 85% de la dieta está compuesto por alimentos crudos y el 15% por alimentos cocidos. Estos últimos deben ser consumidos al final del día.
  • La cebada desempeña un rol protagónico en este plan: en el desayuno no debe faltar una cucharada de jugo de cebada, tampoco entre comidas.
  • Entre las bebidas de la dieta Aleluya, se destacan: jugo de cebada, agua destilada y extractos de verduras, leche de almendras, leche de plátano cremoso.
  • Frutas que permite la dieta: frescas, libre; secas solo hasta un 15%.
  • Granos recomendados: cereales integrales, panes, pasta, mijo, arroz integral.
  • Condimentos: sal del mar celta, sopas sin grasa, leche o sal de mesa.