Salud y belleza » Alimentación, Bienestar, Enfermedades

Alimentos potencialmente peligrosos para el corazón II

Sin Comentarios

“El cuerpo comienza a pasar factura después de los treinta” suelen decir muchos. Están equivocados: el cuerpo, a los veinte, sufre pero aguanta y, a los treinta y muchos, sufre del mismo modo solo que, ahora, ya no aguanta como antes.
Es decir, ¡nunca dejó de sufrir solo que, antes, no lo queríamos ver.

De este modo, la regla es mantener una dieta controlada durante gran parte de nuestra vida para, así, no vernos en la obligación de suspender ninguna comida: el control siempre será mejor que la ausencia.

¿Cómo darnos cuenta de qué, cuánto podemos comer y cuánto no? Leyendo la segunda parte de este análisis sobre los alimentos potencialmente peligrosos para el corazón.

Alimentos con sal: no hace falta aclararlo, es casi una obviedad, manifestar que todos los alimentos pueden ser, en potencia, alimentos con sal; pero aún así determinados alimentos tienden a albergar mayores cantidades que otros.
En este grupo se destacan: los alimentos cárnicos curados, como los embutidos, jamón ibérico, mojama, panceta, hamburguesas, conservas de carne, etc; las salazones de pescado (sardinas, anchoas, bacalao); las semillas y algunos frutos secos como cacahuetes, pistachos, anacardos; determinados alimentos vegetales en conserva por ejemplo las alubias, guisantes, lentejas, judías, remolacha, berenjenas, maíz o cualquier otro que, frecuentemente, se sirva al vinagre; los productos animales fritos y salados: patatas fritas, cortezas, churros, snacks varios, etc.

Al leer los alimentos que integran esta lista, nos damos cuenta de que, en efecto, todos estos productos son excesivamente salados. La razón de este control de sal en el organismo es clarísima: hay riesgo de padecer hipertensión o problemas relacionados.

Alimentos ricos en azúcares refinados
Hablamos, por supuesto, de todo aquello que, paradójicamente, causa gratos placeres a nuestro paladar: alimentos de pastelería, repostería o bollería, caramelos, chocolates, bebidas azucaradas y un largo etcétera.
Todos y cada uno de estos alimentos, también favorecen la obesidad y el colesterol. Por lo tanto, así en la sal como en el azúcar, debe haber un respeto a la hora de su consumo.

El café, el alcohol y otras bebidas
Estamos ante un grupo de bebidas que, lógicamente, representan un gran peligro para el corazón del hombre. Tanto el café de cafetera eléctrica o hervido(el café realizado con filtro de papel o descafeinado, en cambio, puede ser consumido con total tranquilidad)  como las bebidas  cola o las que poseen grados altos de alcohol pueden dañar nuestro corazón de forma irremediable pues no solo favorecen la hipertensión sino también aumentan el riesgo de sufrir problemas cardíacos (al igual que las comidas).} else {}

Más consejos de salud y belleza : , , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.