Salud y belleza » Alimentación

Polémica: ¿alimentos transgénicos sí o no?

Sin Comentarios

El hombre pasa, constantemente, del ingenio a la ingeniería. Y, aunque los términos parezcan similares, en el fondo cada palabra alberga una connotación diferente.

Cuando se habla de ingenio se hace referencia, sencillamente, a la facultad que posee el hombre para discurrir o crear con prontitud y facilidad. Al mencionar la ingeniería, en cambio, se puntualiza sobre un determinado conjunto de conocimientos y técnicas científicas aplicadas a la invención, perfeccionamiento y utilización de la técnica industrial.

Analicemos: pareciera ser que mientras el ingenio es una virtud, la ingeniería es más bien una actitud pedante, un exceso del sujeto. Llevando esta teoría al terreno de los ejemplos ambientales podríamos deducir que ingenio es cuidar la naturaleza y aumentar sus propiedades para sacarle provecho e, ingeniería, es esclavizarla y manipularla genéticamente.

Hay una cuestión de uso y abuso: se conocen como transgénicos aquellos alimentos que fueron sometidos a ingeniería genética y, por ende, elaborados a partir de un organismo alterado científicamente. En términos simples, los alimentos transgénicos son el resultado de un conjunto de reformas que, en su fase final, han llegado a transformar un alimento en tal pero, claro, a partir de procesos que bien pueden esconder cierta artificialidad útil.

La polémica en torno a ésta creación es cada vez más prominente: existen, en todas partes del mundo, grupos opuestos a los organismos genéticamente modificados constituido principalmente por ecologistas, asociaciones de derechos del consumidor y hasta científicos. Sucede que la técnica de los alimentos transgénicos  se contradice pues, su creación se sustenta mediante problemáticas como la falta de recursos para cultivar determinados vegetales o la escasez de otros elementos pero, paradójicamente, todos estos problemas por “ausencia” ocurren debido a las malas prácticas del hombre. De esta manera se estaría curando una enfermedad al mismo tiempo que se desarrolla una nueva patología.

Sucede que el impacto beneficioso en cuanto a economía, estado medioambiental del ecosistema aledaño al cultivo y en la salud del agricultor suena un tanto turbio pues, naturalmente, sabemos en qué orden terminarán por alinearse esos factores (economía a la cabeza, por si hacía falta decirlo).

En fin, seguramente cada uno tendrá una opinión formada en base al tema de los alimentos transgénicos: el debate, por ahora, sigue abierto. Para algunos los alimentos transgénicos son una forma de acabar con el hombre pero para otros son solo un método más para aumentar la brecha entre los que poseen alimentos y los que carecen de ellos.

Más consejos de salud y belleza : , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.