Salud y belleza » Enfermedades

Amigdalitis, remedios caseros

Sin Comentarios

Doctor: -Por favor, abra la boca y diga A-

Paciente: -Aaaaaaaaaaaaaaa-

La rutina es conocida, la hemos padecido en varias ocasiones y, de hecho, también la hemos visto en las comedias cuando se satiriza la figura de un enfermo y un profesional. Aunque lo que debemos saber es lo siguiente: ocho de cada diez veces que se produce esa situación, se detecta en el paciente un cuadro de amigdalitis.

La amigdalitis es una enfermedad causada por la inflamación de una amígdala palatina o ambas (tales agrupaciones de tejido albergan las células que producen anticuerpos útiles en la lucha contra las infecciones). Existen muchos factores causantes de amigdalitis: principalmente, se trata de un virus o de una bacteria.

Pero vayamos a lo más importante: remedios caseros para tratar la amigdalitis.

  • Realizar gárgaras (no buches) con jugo de limón recién exprimido. Vale aclarar que, por el fuerte efecto del cítrico, es necesario lavarse bien la boca y los dientes luego del ejercicio y no utilizar el remedio más de tres sesiones por día.
  • Elaborar un emplasto a base de hojas de salvia (calentarlas) y aplicar directamente sobre la parte externa de la garganta. Una aclaración del remedio: es preciso, durante lo que dura el ejercicio, envolver con un pañuelo para que de ese modo el calor se mantenga el mayor tiempo posible y, una vez que se enfríe, cambiar por uno nuevo.
  • Primera infusión especial: mezclar una cucharadita de miel, otra de sidra de manzana y agregar diez onzas de agua tibia. Tomar dos veces al día y en sorbitos para que se potencie el efecto del remedio.
  • Segunda infusión especial: colocar el jugo de tres zanahorias en media taza de agua  y agregar, también, seis fresas picadas; licuar los ingredientes por tres minutos y beberlo (frío, naturalmente).
  • Hervir poco menos de medio litro de agua, incluir treinta gramos de salvia y otros treinta de pimienta (cayena). Luego sacar del fuego, obviamente dejar reposar y hacer varias gárgaras con ese producto líquido conseguido. Repetir la rutina durante, al menos, tres veces por día.
  • Combinar una cucharada de bicarbonato con zumo de limón y, con esa infusión, no beberla sino utilizarla para hacer gárgaras (cinco veces al día y, como ya se dijo en un remedio anterior, lavar los dientes luego para evitar el efecto corrosivo del limón en las piezas dentales).

Más consejos de salud y belleza : , , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.