Salud y belleza » Deportes

Antes de correr, camina (y antes de ambas haz lo que se indica aquí)

Sin Comentarios

Son muy pocos los casos en los que una actividad como el trote puede llegar a provocarnos alguna lesión. Pero, aún así, es cierto que en determinadas ocasiones, si no tenemos algunos factores en cuenta, podemos llegar a padecer serios problemas con ese simple e inofensivo ejercicio.

Desde su creación, en este espacio hemos recalcado la importancia de caminar, trotar y correr. Para nada nos estamos contradiciendo ahora, sino, todo lo contrario (valga la redundancia): queremos motivar esa práctica y, para ello, es necesario ofrecer seguridad. Bien, este articulo es “seguridad pura”.

trotar

“Trotar sobre cemento de forma regular, puede causarnos serios problemas en las rodillas y articulaciones. Lo mismo ocurre, por ejemplo, en la playa: trotar en la playa es peligroso para aquellos que no hace ejercicio de forma constante. Incluso hasta el calzado puede volverse un arma. Claro que son pocos y sencillos los detalles que se deben tener en cuenta pero, de igual manera, siempre es mejor estar atento para reducir al máximo las chances de sufrir lesiones ligamentarias, de meniscos y tantas otras” nos apunta un kinesiólogo acostumbrado a tratar con deportistas de alto rendimiento.

¿Qué debemos tener en cuenta al momento de caminar, trotar y correr? Lo siguiente…

  • Es fundamental realizar examen médico previo a la actividad deportiva para conocer nuestro estado, nuestra resistencia y, sobretodo, la salud de nuestro corazón.
  • Debemos evitar efectuar desgastes excesivos durante el comienzo del ejercicio. Ante todo, es necesario ir de a poco y recién luego aumentar la carga.
  • Se recomienda usar calzado adecuado (con calcetines). Si se van a usar zapatillas con resortes éstas deben estar en perfectas condiciones pues de lo contrario, para evitar el riesgo de lastimar nuestros ligamentos, es preferible usar “las normales”.
  • Correr pisando la hierva. Es vital tratar de esquivar el cemento.
  • Es recomendable estirar los músculos luego de finalizar el ejercicio. Esto hará que, al otro día, por la mañana, no padezcamos esos intentos dolores dados por el acido láctico.
  • Otro concejo: luego de terminar el trote, abrigarse. Mientras estamos en actividad no sentimos las temperaturas bajas, y cuando terminamos por unos instantes tampoco. Aún así, más allá de la adrenalina, el cuerpo sí sufre estos golpes de frío. Es necesario abrigarse ni bien se termina de practicar ejercicio.
  • Un mito falso: creencias populares han dado a entender que arroparse bastante durante el ejercicio acelera la disminución del peso pues potencia la sudoración el cuerpo. Esto es peligroso pues puede causarnos  deshidratación.

Más consejos de salud y belleza : , , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.