Salud y belleza » Enfermedades

Aphtai

Sin Comentarios

Etimológicamente, el término “afta” deriva del griego “aphtai” que significa, básicamente, “quemadura”. Bien, no se podría haber hallado un nombre más elocuente pues, en efecto, el dolor de las aftas, por diminutas que éstas sean, bien puede compararse con cualquier tipo de quemadura leve.

“Una estomatitis aftosa es una lesión, llaga o pequeña herida que se halla generalmente en la mucosa oral. Generalmente, las aftas aparecen en la zona interior de los labios, las mejillas o, incluso, en la lengua. Las aftas son heridas más frecuentes en la cavidad bucal (NdeR: entre el 5 y 80% de la población sufren este trastorno) y se presenta con gran frecuencia en adolescentes” confiesa un especialista.

Las aftas, vale aclararlo, no son contagiosas, es decir, no existe manera de que pueda transmitirse entre personas. Lo que ocurre es que, a menudo, las aftas se confunden con otros problemas similares (herpes, por ejemplo) que sí pueden ser transferidas de individuo a individuo.

Para diferenciar aftas de otro tipo de llagas o heridas debemos tener en cuenta ciertos aspectos: principalmente su apariencia que, siempre, debe ser amarillenta sobre una base roja. Además, a diferencia de otros cuadros clínicos parecidos, las aftas no producen síntomas en el cuerpo más allá del lógico dolor en la región donde aparecen en primera instancia (no suele acompañarse con fiebre ni nada igual).
Por lo general, las aftas comienzan con una sensación de ardor en el sitio de la futura llaga que, con los días, se va desarrollando hasta dejarse ver por el ojo humano.

Con respecto a los modos de deshacerse de ellas, hay tres opciones: apelar a la paciencia, a los fármacos o a los remedios caseros (la primera opción, por dolorosa que sea, suele ser la más recomendada).
En el caso de tener una escasa tolerancia al dolor fisico, se puede probar con los siguientes remedios, algunos caseros, otros a base del consumo de determinados fármacos: hacer buches con una mezcla compuesta por Benadryl y mylanta; colocar gel de aloe vera sobre la llaga; emplear mostaza molida sobre la llaga generará un dolor intenso( pero el resultado es efectivo); frotar las aftas con una bolsita de té negro; acariciar las aftas con cubo de hielo; enjuagar la boca con un té de caléndula varias veces durante el día.

Como vemos, el gran problema de las aftas es el dolor que éstas causan. Rara vez estas  lesiones pueden ser serias en la boca y, a decir verdad, para su desaparación no se debe esperar más de dos o tres días (menos si se usan los tratamientos detallados).
Pero, por supuesto, mientras duran, el tiempo parece eterno, ¿verdad?.

Más consejos de salud y belleza : , , , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.