Salud y belleza » Salud

Autoexamen mamario

Sin Comentarios

Tampoco es cuestión de creerse un médico o un erudito en medicina, vale señalarlo. No por aprender a determinar uno o dos asuntos relacionados a nuestra salud nos vamos a creer todopoderosos. Hay ciertos límites que un individuo corriente nunca debe cruzar.

Aún así, teniendo estas palabras siempre presentes, de vez en cuando es importante entrar en contacto, en dialogo, con nuestro propio cuerpo pues, al fin y al cabo, esa humanidad es, precisamente, nuestra y de nadie más. Y, así, lo exploramos, lo escuchamos, lo revisamos y lo atendemos (repetimos: dentro de las posibilidades).

El autoexamen de mamas es una forma sencilla que poseen las mujeres para poder controlar ciertos aspectos relacionados  a su salud mamaria. Se trata de una técnica, más bien una rutina de exploración, que regala grandes
beneficios sobre todo en asuntos como la detección precoz de la patología mamaria.

Aquí una didáctica guía para aprender a realizar este sencillo proceso que puede ayudarnos más de lo que nos imaginamos. El primer paso lo damos nosotros y, el siguiente, por supuesto, ya será tarea de un especialista. Cada uno, a su tema.

La primera de las fases es la que se denomina como de inspección visual: En esta etapa la mujer debe colocarse de pie frente a un espejo y observar con detenimiento el aspecto de sus mamas en diferentes posiciones:

  1. Con los brazos junto al cuerpo
  2. Con las manos en la cintura
  3. Con los brazos en la nuca

Así, se deben comparar ambas mamas y buscar alteraciones o extrañezas que pueda haber en esa región. Todo análisis sirve: desde el color del pezón, hasta algún tipo de secreción considerada fuera de lo normal, puede ser un dato importante.

En la segunda etapa, el ejercicio va tomando un poco más de forma: la palpación debe realizarse con cuidado, responsabilidad y atención. La forma ideal es, estando la mujer acostada, pues de ese modo los músculos se relajan.

Así, en la cama, debemos:

Presionar suave pero firmemente y en forma circular, el contorno mamario (se debe prestar especial atención a la presencia de bultos o durezas extrañas).

Otra forma práctica es, no estando acostadas, sino en la ducha: la ventaja radica en que, a menudo, tenemos el soporte del espejo para poder realizar el ejercicio de forma más sencilla. Es una forma práctica y cotidiana.

Como vemos, el autoexamen mamario es un trabajo tan simple como importante en la vida de cualquier mujer. Son unos pocos segundos que pueden llegar a evitar una tragedia: muchas enfermedades, cuando se tratan a tiempo, puede ser remediadas, no fácilmente, pero sin riesgos mayores.

Más consejos de salud y belleza : , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.