Salud y belleza » Deportes

Celebración del calentamiento previo I

Sin Comentarios

La gente subestima el término <<calentamiento>> o <<previa>> y no nos referimos solo al ámbito deportivo aunque, claro, es el que nos interesa.

En el caso de la relaciones sexuales, por ejemplo, encuestas han revelado que muchas mujeres se sienten insatisfechas porque, justamente, los hombres le dan poca importancia a los juegos previos antes del acto en sí. Situación similar, aunque no tanto, ocurre en las salidas cotidianas como, digamos, ir al cine: nadie presta intención a los anticipos (los famosos “Cooming soon” o propagandas de próximos estrenos) que son, en muchas ocasiones, la razón inicial por la que se encuentran, en ese mismo momento, sentados en la butaca.

Pasa exactamente lo mismo en el deporte: el calentamiento siempre se descuida con lo cual se incurre en un error fundamental pues, para poder entrar a un campo, a una pista o a un gimnasio bien predispuesto, debemos haber hecho, necesariamente, una correcta entrada en calor.

Basta. Es hora de darle importancia a la previa, al calentamiento. Nuestra tarea será hacerlo en el ámbito del ejercicio físico y, esperemos, otros hagan su parte en el campo que les sea correspondiente o adecuado.

“En términos generales, el calentamiento previo, entrada en calor o como se quiera llamar al trabajo que se realiza antes de los ejercicios pesados, es una forma de acondicionar al cuerpo para un esfuerzo significativo. El objetivo del calentamiento es preparar el cuerpo para ejercicios de mayor intensidad y, por supuesto, dicha preparación esta ampliamente relacionada con el aumento de la temperatura interna de cuerpo y otros factores importantes. La entrada en calor es fundamental, no solo en la alta competencia, algo que se puede notar en cualquier deporte, sino también para el deportista común, casero, amateur” nos relata un profesional y abre una puerta.

¿Cuáles son, entonces, y además de los mencionados, esos otros beneficios importantes supeditados a la entrada en calor?

  • Acondicionamiento del denominado volumen minuto (VM), por ejemplo, se sabe que un músculo en reposo tiene un 10 ó 15% del VM: con el ejercicio, en cambio, éste se altera a 8o ó 85%).
  • Liberación de líquido sinovial en la esfera articular.
  • Reducción de la viscosidad muscular (mejoramiento en la eficacia contráctil).
  • El aumento de la temperatura favorece una más rápida disociación del oxigeno de la hemoglobina (y de la mioglobina), que de este modo queda disponible para el músculo.
  • Activación necesaria del nivel celular, algo fundamental para las reacciones químicas que, gracias a ello, se realizarán de forma más sencilla.
  • Ganancia de tiempo para analizar detalles del esfuerzo a realizar e introducirnos en la actividad que se viene (desde el punto de vista psicológico).

Más consejos de salud y belleza : , , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.