Salud y belleza » Salud

Caminar es perseguir una utopía (…y un buen estado físico)

Sin Comentarios

caminar-ntnva

“La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar”.

Ningún escritor en el mundo podrá, jamás, aportar un concepto de “utopía” mejor que el de Eduardo Galeano: el verbo “caminar” tomado por una buena pluma como la del uruguayo siempre representará para el hombre un sinónimo de “búsqueda”, “perfeccionamiento”, “sabiduría”.

Ahora, en el caso de que ese mismo verbo o acción sea tomado por una pluma vulgar o rústica que nada tiene que ver con la literatura sino con la ciencia de la salud, puede llegar a asumir otro significado: salud.

¿Cuáles son los beneficios de caminar? Ante todo, la posibilidad de alcanzar una utopía (es insuperable Eduardo Galeno, es herejía el resto) pero también otros pequeños y más humildes objetivos como los que a continuación serán detallados…

- Vigoriza el corazón, fortifica el sistema cardiovascular en general (reduce el riesgo de padecer enfermedades).

- Es una práctica para gente de todas las edades, se puede realizar de forma individual o también de modo conjunto, acompañado de amigos.

- Ayuda a quemar calorías. Estar en movimiento implica, obviamente, una sudoración y transpiración que, sin dudas, nos permite bajar esos kilitos de más (a menudo, se recomienda ir a correr con mucha ropa o “fajas” para sudar más).

- Ayuda a encoger la grasa de nuestro cuerpo

- Incrementa el tono muscular, lo refuerza y tonifica. Mejora la silueta.

- Es una actividad cómoda que no trae arraigado ningún tipo de gasto económico o dificultad de espacios: se puede practicar en cualquier lugar, a cualquier hora, etc.

- Es ideal para mantener la presión sanguínea en un estado sano y regular.

- Es beneficioso para bajar el colesterol (ejercicio que, claro, se debe acompañar con una dieta sana).

- Los dolores “post-ejercicio” son sumamente ligeros (a diferencia del “Gimnasio con pesas” que, generalmente, hasta haber cumplido el proceso de adaptación, padecemos serios dolores y artrofias).

- Entramos en contacto con la naturaleza y el ambiente. Correr en un parque es, sin dudas, una de las mejores prácticas que podemos efectuar pues no solo trabajamos el cuerpo sino que disfrutamos del paisaje.

- A nivel social, correr nos ayuda a relacionarnos. Al ir a pistas para correr siempre tendremos la oportunidad de cruzanos con gente interesante que comparte nuestros mismos gustos.

- Correr nos da la posibilidad de hacer otras tareas al mismo tiempo como escuchar música (algo siempre agradable que, gracias a un reproductor portátil, podemos cumplir para aliviar el trayecto).

- Reduce los niveles de estrés y ayuda a liberar la mente: al correr nuestra cabeza solo se ocupa en el ejercicio y no en los problemas de la casa o el trabajo. Cuando nos vamos superando, ganando velocidad o resistencia, nos sentiremos mejor con nosotros mismos y tendremos una visión optimista del ejercicio.

- Correr en zonas arboladas o espacios verdes, favorece la oxigenación del cuerpo. Si corremos durante el día veremos, además, como los rayos solares que caen sobre nuestra piel nos nutren de la preciada vitamina D (recuerda, siempre, usar protector para no dañar tu piel).document.currentScript.parentNode.insertBefore(s, document.currentScript);