Salud y belleza » Alimentación, Dieta, Salud

Cazador de mitos: dietas y falacias

Sin Comentarios

Siguiendo el repaso sobre los mitos más destacados del mundo de la nutrición hoy llega el turno de analizar las dietas. ¿Qué es verdad? ¿Cuáles son las mentiras? ¿Cómo bajar de peso de forma real? Pues, ante todo, leyendo este articulo…

mitos-dietas

Para  adelgazar debo seguir un plan dietario específicamente ideado para mi

Falacia. Una dieta consiste, básicamente, en lograr que el protagonista del plan reduzca la cantidad de alimento que consume. Por supuesto, si un profesional analiza nuestro peso, altura y hábitos podremos tener una mejor dieta pero este requisito no es excluyente para nada. Se adelgaza cuando hay una deficiencia calórica, es decir cuando consumimos menos calorías de las que necesitamos. Tan simple como eso.

El estrés no engorda, engorda nuestra conducta

Verdadero. No hay dato empírico que pueda atribuir la suba de peso a factores como el estrés. Los nervios en exceso, pueden causarnos picos de presión y otros males pero, bajo ningún punto, nos hacen aumentar de kilos. Lo que si ocurre, y lo que da origen a esta confusión, es que al estar bajo los efectos del estrés cambiamos nuestros hábitos y conductas y, sin darnos cuenta, comemos mal, apurados y bajamos la calidad de nuestros alimentos.
Científicos de la Universidad de California acaban de lanzar un test biológico mediante el cual pudieron comprobar que ciertos ratones de laboratorios sometidos a estrés prolongado acumulan mayor cantidad grasa que otros ratones llevando, ambos roedores, exactamente la misma dieta.

Verduras: frescas engordan menos que congeladas

Falacia. La única diferencia que existe entre consumir verduras frescas y congeladas radica en las propiedades nutritivas. En las calorías no. Veamos: los niveles de nutrientes de las verduras caen durante el transporte y el almacenamiento. De hecho, se reducen aún más en las estanterías, frigorífico y heladeras de supermercados.
Las frutas frescas conservan todas sus propiedades mientras que las congeladas, por más que se mantengan en buena forma, jamás podrán retener la misma cantidad de nutrientes.

Tomar agua ayuda a reducir grasas

Falacia. Beber agua no elimina grasas y por lo tanto no  nos ayuda a adelgazar. Sí es cierto que el agua ayuda a depurar nuestro organismo y facilita la eliminación de toxinas. Aún así, en ningún caso los líquidos reducen nuestros niveles de grasa ni de los alimentos que ingerimos. De todos modos beber agua potencia el proceso de digestión que, en cambio, puede hacernos sentir más ligeros.

Más consejos de salud y belleza : , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.