Salud y belleza » Salud

Verdades y mentiras del cerebro humano I

1 Comentario

El cerebro humano puede ser calificado, sin titubeos, como el mayor de los enigmas, la principal fuente de misterios que habitan este loco mundo. Como decía Plutarco, el cerebro no es un vaso a llenar, sino una lámpara a encender: farol que, por cierto, está dotado de una tecnología tan rara que resultaría imposible de describir por cualquier ciencia.

Siendo así, resulta lógico entonces advertir que tampoco nosotros desde este espacio podremos concluir con esa empresa -la de develar los cómo, cuándo, dónde y por qué de la mente humana- en la que, por supuesto, otros individuos más preparados fracasaron. Pero, por otro lado, sí es un trabajo viable, el ejercicio de enumerar verdades y mentiras sobre el órgano en cuestión.

¿Qué hay de verdad y qué de mentira en todo lo que se dice sobre el cerebro humano? Aquí algunas respuestas y, por supuesto, también algunas dudas para agregar a la colección.

La bebida destruye neuronas: falso.
Por supuesto, el hábito de beber en exceso durante jornadas prolongadas da lugar a que se produzcan daños en nuestro cerebro. Pero, en contra de lo que ocurre con la droga, con la bebida no se produce la destrucción de neuronas ni ningún otro problema irreversible para el cerebro (cosa que sí ocurre para otros órganos como el hígado).

El dolor reside en el cerebro, por lo tanto puede controlarse: verdad.
Resulta un trabajo sumamente complicado, aprender a dominar los centros de dolor pero está comprobado que es posible. La actividad cerebral determina totalmente la sensación de dolor y su intensidad, por lo tanto con la preparación necesaria, la sensación de dolor puede ser manipulada (aunque no como ocurre en Hollywood o como sueña la “ciencia ficción”, claro).

Si nos golpeamos la cabeza durante algún caso de amnesia, podemos recuperar la memoria con el impacto: falso.
Esta máxima parece sacada de las caricaturas. Bien, la realidad indica que este hecho es fisicamente imposible. La confusión se crea a partir de que, en determinados casos, un individuo con amnesia puede recuperar información al padecer algún “shock”, pero éste nada tiene que ver con las lesiones en la cabeza.

Al incorporar cierta información, el cerebro desecha otros datos: verdad.
El cerebro no intercambia información, es decir, no hay un “comercio de datos nuevos por viejos” -sería una locura pensar eso- pero tampoco se trata de una fuente de espacio ilimitado. Por lo tanto, en efecto, con el paso del tiempo, para poder sumar nuevos conocimientos, indefectiblemente, se desechan otros.

Más dobre el funcionamiento del cerebro humano >>

Más consejos de salud y belleza : , ,

One Comment »

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.