Salud y belleza » Alimentación

Consumir cacahuetes, una buena y sana manía

5 Comentarios

El cacahuete nunca se piensa como un elemento independiente: siempre nos lo imaginamos acompañado de una cerveza o en medio de una suculenta picada y como parte de cualquier menú de tapas.

Pero, lo que no muchos saben, es que el cacahuete tiene las propiedades suficientes como para emanciparse: es rico en grasas monosaturadas, hierro, vitamina D e incluso, ayuda a prevenir muchos tipos de enfermedades como la diabetes y el Alzheimer.

Buena manía, la de consumir cacahuetes. Y si no lo creéis, leer el siguiente artículo…

Los cacahuetes son una rica fuente de grasas monosaturadas

La grasa monoinsaturada, que en el cacahuete habita y en grandes dosis, está recomendada para mantener saludables órganos como el corazón. Efectivamente, consumir cacahuetes ayuda a disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. También reduce el índice de LDL encargado de transportar el colesterol a las arterias.

Cada cacahuete contiene una importante dosis de antioxidantes

Según estudios recientes, el cacahuete dispone de altas concentraciones de un compuesto llamado ácido p-cumárico. ¿Cuál es el beneficio? Que funciona como antioxidante  y, en el caso de los frutos tostados, por ejemplo, aumentan dicho contenido hasta en un treinta por ciento.

El consumo de cacahuetes ayuda a mejorar la salud gastrointestinal

Está comprobado que consumir cacahuetes sólo unas pocas veces a la semana puede prevenir la formación de cálculos biliares, y puede reducir el riesgo de cáncer de colon. Además, por ser rico en fibra, es ideal para mejorar la digestión y evitar cualquier tipo de dolor estomacal.

Donde hay cacahuetes, hay hierro

Hierro, calcio y vitamina D. Todos estos elementos están presentes en los cacahuates. Menudo beneficio: se ha demostrado que una dieta rica en hierro (principalmente) ayuda a reducir las oportunidades de padecer, en la edad media, males como osteopenia u osteoporosis.

El cacahuete ayuda en la lucha contra enfermedades (diabetes, Alzheimer y más)

En el caso de la diabetes del tipo 2, los cacahuetes contribuyen en su lucha pues ayudan a regular y equilibrar el ritmo y la recuperación en los niveles de azúcar: el consumo de un gramo de cacahuetes a la semana podría disminuir en casi un treinta por ciento los riesgos asociados con el desarrollo de diabetes tipo 2. Y, con respecto al Alzheimer, también esta comprobado que el consumo de elementos ricos en niacina, justamente como los cacahuetes, proporciona protección contra el deterioro cognitivo relacionado a la edad.