Salud y belleza » Alimentación, Salud

Cuando la meta es “engordar”…

Sin Comentarios

peso

Desde este espacio, una y otra vez, hemos hablado sobre dietas y planes alimentarios para bajar de peso. Hemos acercado, hasta el cansancio, opciones y formas para reducir tallas de forma útil y sencilla.

Pero, ¿acaso es éste el verdadero fin de la nutrición? La respuesta es “no”. En determinados casos puede ocurrir un fenómeno contrario: muchas personas, ligeras de peso, para mantener su salud, deben subir su masa corporal.

Bien, ellos, como aquellos que necesitan bajar de peso, también están a la búsqueda de una dieta pues, a pesar de la imagen que uno tenga de los planes nutricionales, no todos se basan en la idea de reducir los kilos. De hecho, la finalidad de una dieta es básicamente “ayúdarnos a conseguir nuestro peso ideal” sea éste menor o mayor al que actualmente tenemos.

Es por eso que, a continuación, para todos esos individuos, ya sea hombres o mujeres que buscan subir unos kilos, les presentamos algunos trucos para poder hacerlo de forma sana.

El menú ideal para engordar…

Desayuno

Cereal acompañado de crema y azúcar, huevos con jamón o tocino, tostadas con mantequilla y mermelada de frutas. Café o té con azúcar y crema.

Almuerzo

 Las harinas y las pastas son muy recomendadas, así como los purés y las cremas. El almuerzo debe acompañarse con pan y después se puede dar el gusto de tomar el postre que se prefiera. Las ensaladas, que no deben faltar para no perder el balance, se deben aderezar con salsa mayonesa, francesa o con aceite de oliva.

Entre Comidas

Tostadas con mantequilla y mermelada y café o té azucarado, con crema. Eso sí, debe ser en pequeña cantidad para que no elimine el hambre para la cena.

Cena

Todo tipo de quesos sin descremar, huevos cocidos en mantequilla, o leche con bizcochos. Opcional: un plato fuerte de carne de res en salsa blanca, acompañada de arroz, papas fritas o cocidas en mantequilla, y el postre al gusto. Al final, se puede tomar una taza de café como digestivo con azúcar y crema.

Como vemos, es tan ardua la tarea de bajar de peso como la de engordar. Pero, aún así, la clave en ambas labores es la misma: respetar un plan de alimentación, llevarlo a cabo de forma estricta y con seriedad.
La búsqueda del peso ideal es, al fin y al cabo, como ascender y descender de una escalera: a veces es más difícil subir, que bajar.