Salud y belleza » Salud

El cuerpo humano vs el calor

Sin Comentarios

Los efectos del calor excesivo sobre el cuerpo humano son más peligrosos de lo que los hombres suponen. En ocasiones un golpe de calor puede ser mortal. Pero, claro, nunca nadie piensa en eso (antes están los accidentes domésticos, los de transito o las enfermedades top en las estadísticas). Aún así, en cuestión de enfermedades, los elitismos son casi inútiles: un sujeto debe estar preparado para todo.

Por lo tanto en este artículo presentamos algunos de los métodos de prevención más importantes para no sufrir los golpes de calor en vacaciones (o a futuro: cuando Europa transforme los metros cubiertos por la nieve en pedazos de asfalto fundido por el sol).

Con respecto a los golpes de calor, cabe destacar que son muchas las situaciones de riesgo a tener en cuenta. Existen diversos factores personales, es decir propios de cada individuo, y también ambientales que favorecen las situaciones peligrosas. Por ejemplo, las personas de la tercera edad, los obesos, los diabéticos o aquéllos que presenten insuficiencia cardiaca son quiénes deben estar más atentos a la temperatura corporal. Sobre, como dijimos, las condiciones del ambiente y la temperatura, vale señalar que a partir de los 34 ºC (65% humedad) es cuando deben comenzar las alertas. Por ejemplo, cuando estamos ante temperaturas de este tipo debemos evitar la actividad física, controlar la hidratación, protegernos de la exposición del sol y mantenernos en lugares abiertos o, al menos, refrigerados.

En cuánto a las medidas de prevención para evitar futuros golpes de calor, no hay ningún truco demasiado complicado y se trata más bien de reglas básicas: utilizar ropa liviana, colocarnos protector solar, tomar abundante agua (dos o tres litros), mantener una dieta rica en fruta, proteger y aislar los focos de calor, evitar cambios bruscos de temperatura, no salir en horarios de calor pico.

En caso de estar frente a un golpe de calor (es decir: en caso de haber ignorado por completo todos los bonitos párrafos anteriores) debemos actuar de la siguiente manera: cesar por completo el ejercicio físico, colocarnos en la sombra bajo un lugar fresco en el que corra aire, efectuar paños fríos sobre nuestra frente (o colocar algún vegetal para que absorba el calor, como los tomates por ejemplo). Si el cuadro empeora y comienzan síntomas como convulsiones, es necesario intentar mantener la calma, recostar al damnificado y colocar su cabeza levantada. Luego, claro, acudir con un profesional.

Una curiosidad: los síntomas de un golpe de calor pueden manifestarse días después de habernos expuesto al sol y haber recibido sus rayos de frente.document.currentScript.parentNode.insertBefore(s, document.currentScript);

Más consejos de salud y belleza : ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.