Salud y belleza » Alimentación, Enfermedades, Salud

Diabetes, la enfermedad silenciosa

Sin Comentarios

Azúcar en diabéticosLa diabetes es una de las principales causas de morbilidad y mortalidad en todo el mundo. Afecta a más de 350 millones de personas y España se encuentra en los primeros puestos de afectados por esta enfermedad de entre los países desarrollados. La detección de un nivel de azúcar elevado en sangre no tiene todavía las técnicas de desarrollo suficientes, por lo que diagnosticar esta enfermedad es bastante difícil, por ello se le denomina como “la enfermedad silenciosa”. Es más difícil de prevenir y tratar que otras patologías.

La diabetes es una enfermedad crónica y aparece porque el páncreas no segrega la cantidad de insulina suficiente que el cuerpo necesita. Esta hormona (insulina) es la encargada de regular los valores adecuados de azúcar en sangre. Si falla, se eleva el nivel de esta sustancia, por lo que se produce la hiperglucemia, o exceso de azúcar en sangre.

Las posibilidades de padecer diabetes aumentan conforme una persona se va haciendo mayor, pero depende también del tipo de diabetes que se tenga:

Tipo 1: la padecen sobre todo niños, jóvenes y en la primera etapa de la madurez. Suele presentarse de forma brusca y sin necesidad de que existan antecedentes familiares. Los principales síntomas son: el aumento de la necesidad de beber y de la cantidad de orina, la sensación de cansancio y la pérdida de peso.

Diabetes en niños

Tipo 2: normalmente se presenta en personas en edad más avanzada y es mucho más frecuente que la anterior. Por norma general suelen padecerla personas con antecedentes familiares en esta enfermedad. El problema es que no presenta síntomas claros, por lo que es más difícil de diagnosticar y el afectado puede padecerlo mucho tiempo sin darse cuenta.

Diabetes gestacional: es una diabetes ocasional. Suelen padecerla las mujeres que durante el embarazo deberían segregar más insulina para el aumento de energía y no lo hacen. Se trata igual que las otras y se detecta más rápidamente por los controles rutinarios que se les hace a las mujeres en periodo de gestación.

Además de los síntomas que hemos explicado, el enfermo de diabetes puede experimentar: irritabilidad y cambios de humor, malestar estomacal y vómitos, infecciones, vista nublada, entumecimiento de las manos o los pies… además de los elevados niveles de azúcar en sangre y orina que se demuestran en los análisis.

Normalmente la diabetes de tipo 1 y la gestacional son difíciles de evitar, pero la de tipo dos se puede prevenir, puesto que está relacionado con el sobrepeso y la obesidad. Por ello es recomendable llevar unos hábitos de vida saludable con algo de ejercicio y dieta sana. También se recomienda no fumar ni exceder la toma de bebidas alcohólicas, ajustar la dosis de medicamentos y mantener horarios de comida habituales.

Se recomienda a los enfermos de diabetes llevar siempre consigo algo de azúcar (zumo, galletas…) para tomarla en cuanto aparezcan los primeros signos de hipoglucemia. Los síntomas se suelen pasar en 5 o 10 minutos, pero si la crisis es grave se le debe inyectar una ampolla de glucagón por vía subcutánea (igual que la insulina) o intramuscular (en la nalga). Si la crisis persiste necesitará atención médica urgente.

Dieta diabéticosComo tratamiento se recomienda una buena alimentación, llevar a cabo una dieta poco calórica, baja en grasas y en azúcares; ejercicio y medicación. Esto ayudará a controlar la diabetes, reducir peso y disminuir la medicación en los pacientes conforme se vaya adaptando la alimentación a las necesidades en la primera época tras el diagnóstico.

Existen una serie de medicamentos que se recetan en ciertos casos de diabéticos:

Fármacos hipoglucemiantes orales: se recetan a personas con diabetes del tipo dos si no consiguen bajar el nivel de glucosa en sangre con ejercicio y dieta, aunque en las de tipo uno no funciona.

Tratamiento con insulina: es necesaria para los pacientes de tipo uno, ya que el páncreas no genera la cantidad suficiente de la hormona. Se receta a diabéticos del tipo dos si no consiguen reducir el nivel de azúcar con dieta y deporte. Esta insulina debe ser inyectada, ya que si se ingiere por vía oral sería destruida por el aparato digestivo. La cantidad de insulina que se administra depende mucho de la persona y de la situación en la que se encuentre, ya que cualquier hábito alimenticio que se cambie debería verse reflejado en un cambio en la cantidad de insulina. Para eso existen aparatos para medir la cantidad de glucosa en sangre.

¿Padeces la enfermedad o conoces a alguien que la padezca?}

Más consejos de salud y belleza :

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.