Salud y belleza » Dieta

Dieta del astronauta

Sin Comentarios

Imposible saber a ciencia cierta que significado quiso imponer el creador de la denominada dieta “del astronauta” al llamar así a su plan alimenticio. Pero, de seguro, por su cabeza pasó la idea de superar otras dietas como, por ejemplo, la de la Luna. Entonces, claro, uno puede imaginar el resto de la historia: si la Luna está lejos, la única forma de alcanzarla es mediante la profesión de astronauta; así la dieta de la Luna es el ideal, mientras que la del astronauta es lo real, lo palpable.

Bien, más allá de la búsqueda de metáforas o el análisis cuasi-poético del nombre de un sistema de alimentos (que, según otros, verdaderamente radica en la similitud de este plan y el que llevan a cabo los aspirantes a astronautas) la verdad radica en su composición y su utilidad.

Sobre estos temas, escuchemos a un profesional: “La dieta del astronauta es un plan estupendo para bajar de peso en un pequeño lapso de tiempo. Este sisemta de dieta no tiene efectos secundarios, aunque por su bajo nivel de calorías es recomendable acompañarlo de muchas vitaminas y minerales y, además, llevarlo a cabo por un período corto para luego volver a la rutina, una rutina cuidada, desde ya”.

¿Cómo sería un plan ideal basado en los fundamentos de la dieta del astronauta?

Así, del modo que detallaremos a continuación…

Desayuno: una cucharada y media de leche desnatada en polvo disuelta en agua; café, té o infusión caliente similar.

Comida: un huevo duro o escalfado; ensalada verde de lechuga con aceite de parafina, limón y pimienta.

Cena: una rodaja de carne asada (no grasa) o, en su lugar, un bistec a la plancha. En ambos casos, se acompaña con ensalada.

El tiempo que se aconseja llevar a cabo dicho plan es de entre tres o cuatro días (es lo que se conoce como una “dieta relámpago”).

Los kilos que, teóricamente, se pierden son la misma cantidad de días que la práctica: tres o cuatro, no más.

Sobre el modo de actuar de este plan, el mecanismo por el cual se pierde peso con esta dieta es, además de la baja ingesta de calorías, los niveles de orina generados por el tipo de alimentación. Es así que suena indispensable, agregar a esta dieta el consumo diario de tres litros de agua, como mínimo, para evitar la deshidratación y al mismo tiempo favorecer la reducción de líquidos.

No es recomendable realizar, durante la dieta, actividad física excesivamente fuerte (recuerda: la dieta dura solo tres o cuatro días). Luego, sí, ya podrás volver a  tu rutina de forma natural.

En fín, la dieta del astronauta es un plan corto, pero potente.

Más consejos de salud y belleza : , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.