Salud y belleza » Alimentación, Salud, alimentos

¿Estamos dispuestos a comer insectos?

2 Comentarios

La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) sostiene en un informe que ha publicado que cabría la posibilidad de consumir insectos para paliar el hambre en el mundo. Aseguran que muchas de las especies de insectos tienen tantas proteínas como la carne. Además, la principal ventaja es que su producción es barata y por eso animan a su consumo. ¿Es una alternativa real?

comer-bichos

En el año 2030 el mundo tendrá 9.000 millones de bocas que alimentar, además de los miles de millones de animales. Según la FAO, ampliar la superficie que se dedica a la agricultura no es factible ni sostenible y que además en la actualidad los océanos están sobreexplotados. El cambio climático y la escasez de agua también podrían hacer que se complicase la producción de alimentos.

Con estas estadísticas y estos datos la ONU cree que aumentará la hambruna y pretende hacer frente a este reto con los bichos. Los insectos son, en realidad, una fuente de alimento saludable y además nutritivo. Tienen un alto contenido en grasas, proteínas, vitaminas, fibra y minerales.

comer-insectos

Pero la FAO niega que estén insistiendo en que hay que comer bichos, simplemente aseguran que los insectos son alimentos que no están muy explotados, que se comen en muy pocas zonas del mundo y que se podrían llegar a consumir, incluso como pienso de animales.

En África y en Asia principalmente los insectos forman parte de la dieta de 2 millones de personas. Hasta 1.900 millones de especies entre las que encontramos escarabajos, orugas, saltamontes, langostas, cochinillas, hormigas, abejas…

cria-de-insectosAsegura que, en los países en desarrollo, las personas más pobres podrían dedicarse a la recolección y venta de insectos para, en primera lugar, completar su dieta y, además, obtener ingresos, ya que pueden ser criados con facilidad.

Sin embargo, el factor “asco” presente en el mundo occidental es algo difícil de erradicar, por lo que se recomienda que se lleven a cabo estrategias de comunicación y que se comiencen a elaborar en comedores y restaurantes menús que cuenten con insectos para promover su consumo y demostrar que son como cualquier otro alimento. Lo que no quieren es que pase lo contrario, que ya está pasando, que se globalice la dieta occidental porque entonces sí que se aceleraría la disminución de alimentos.

Desde la ONU creen que es posible amenizar el consumo de insectos y ponen el ejemplo del pescado crudo (sushi) que en poco tiempo se expandió por todo occidente.

¿Estarías dispuesto a consumir insectos?