Salud y belleza » Enfermedades

Radiografía de los dolores toráxicos en solo tres preguntas

Sin Comentarios

De entre todos los problemas que surgen en la ciencia de la medicina, hay uno que vale la pena destacar: en el sistema de salud, son más los síntomas que las enfermedades. Por ende, esto nos lleva a un problema: podemos tener un mismo dolor, padecimiento, alteración, etcetera, eteceteta, y el mísmos, o los mismos, pueden deberse a diferentes causas (cada una de ellas diferentes de las otras).

El dolor de torax, por ejemplo, puede aparecer por muchas razones. He aquí algunas preguntas claves para reconocerlo, para entenderlo, para tratarlo…

¿En qué consiste un dolor toráxico?

Se trata, básicamente, de un dolor o una serie de molestias en la zona anterior y lateral del tórax. Los problemas en la región toráxica, más allá de presentar similitudes o efectos reflejos, bien pueden diferenciarse de aquellos otros que afectan a la cara posterior del tórax (de espalda).

Vale mencionar que los dolores en el tórax, representan un síntoma frecuente en niños de todas las edades pero, a pesar de ese dato, suele aparecer con más frecuencia a partir de los 12 ó 13 años de edad. Las dificultades de éste tipo, si buen suelen preocupar a todo padre, no deben prender ninguna alarma: solo, en todo caso, se debe estar atento.

¿Cuáles son las causas más frecuentes que pueden llegar a desencadenar éste dolor?

Muchas. Muchísimas. Intentemos mencionar algunas de las más importantes: Para comprender bien las causas, deben ustedes conocer cuales son los elementos del tórax en los que puede aparecer el dolor:

  • problemas musculares (suele ser el mas frecuente y deberse a un esfuerzo o uso muscular excesivo en alguna actividad deportiva);
  • inconvenientes respiratorios (a menudo pueden llegar a aparecer con crisis de asma o alguna dificultad al respirar como la neumonía o infecciones de las vías respiratorias);
  • dificultades digestiva (cualquier problema que afecte al esófago producirá, a la larga, un dolor en el tórax: su característica fundamental es que empeora al colocarse en posición horizontal);
  • complicaciones cardíacas (generalmente las infecciones de las estructuras del corazón pueden producir este tipo de dolor pero es relativo: está comprobado que este tipo de causas producen menos del 5% del dolor torácico en los niños);
  • cuestiones psicológicas (parece mentira, pero aproximadamente un 20 % de los casos de dolor torácico se suscitan en niños con personalidades especiales o problemas de integración).

¿Cuándo preocuparse?

Como acabamos de ver en la respuesta a la pregunta anterior, son muchos los factores que pueden desencadenar un dolor toráxico. Es así que no debemos volvernos locos y acudir a un médico o hacia alguna sala de urgencias solo en casos extremos. Por cierto, llamamos casos extremos a aquellos que no solo se manifiestan mediante dolores en esa zona sino que se ven acompañados por otros síntomas tales como fiebre, ansiedad, nerviosismo o cuando el padecimiento se produce tras algún esfuerzo físico. En cualquier otra circunstancia, el dolor toráxico no debería representar un problema grave (aún así, ante cualquier duda, acuda al médico pues cada paciente es “un mundo”).

Más consejos de salud y belleza : , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.