Salud y belleza » Salud

Ejercicios para realizar en la oficina (o en cualquier parte)

Sin Comentarios

foto-oficina-1

 

Que cualquier individuo va a una oficina a trabajar, no es una novedad. Pero, ¿cuántos de ellos van allí a trabajar, no con su ordenador, sino con su cuerpo? (“los profesores de gimnasia” podría ser una respuesta y no busquemos muchas más).
A menudo, entre tantas obligaciones, descuidamos uno de los aspectos más importantes de nuestra vida: la salud. Así, nos decidimos a ignorar todo lo relacionado con nuestro organismo para, literalmente, sumergirnos en la triste vorágine de nuestra vida productiva. Bien, desde aquí te daremos algunos consejos para que puedas ir a la oficina a trabajar, no solo por un salario sino por un cuerpo más sano…

Ejercicios para realizar en la oficina…

-Colocando los brazos hacia los costados, da un paso lo más amplio posible hacia delante con tu pierna derecha, hasta que el muslo quede paralelo al piso. Utilizando la misma pierna, regresa a tu posición de comienzo. Repite el ejercicio con la pierna izquierda.

-Párate de modo firme frente a una silla manteniendo los pies separados. Ahora, dobla las rodillas como si fueras a sentarte en la silla cargando el peso de tu cuerpo sobre los talones. Luego, con las piernas paralelas al asiento de la silla, sube lentamente hasta llegar a la posición original. Hazlo una y otra y otra vez.

-Durante el almuerzo o en los períodos libres intenta hacer ejercicios de estiramiento y precalentamiento: levanta y baja los talones del piso, utilizando tu escritorio o un archivador para lograr equilibrio. Nuevamente, repite esto varias veces.
Ejercicios para los glúteos:
-Sentado o parado, mantén apretados por un tiempo los músculos de la cola, para luego relajarlos. Hazlo por sesiones.

-Con las palmas de las manos en una silla –estando de espaldas a ella- y los pies en el piso, baja lentamente la cola hasta el final de la silla (dobla los codos, y ve bajando el cuerpo). Después, pon los brazos derechos y retoma la posición del comienzo.

-Reduce la tensión subiendo los hombros, es decir, levantándolos incluso hasta las orejas, manteniendo esa posición. Luego relaja.

Como vemos, estar en una oficina no es un impedimento para realizar ejercicios físicos sino, al contrario, es un aliciente. Así, cada vez que estés sufriendo recuerda que, de todos modos, con ejercicios físicos o no, allí igualmente sufrirás: asíque mejor hacerlo por uno mismo y no por culpa de nuestro jefe.

Más consejos de salud y belleza : , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.