Salud y belleza » Salud

Mitos sobre el tabaco I

1 Comentario

Thanks you for smoking (acá “Gracias por fumar”), es el título de un famoso film del director Jason Reitman. En dicho movie, el reconocido actor Aaron Eckhart interpreta a Nick Naylor, jefe de prensa de una gran compañía de tabaco, que dedica su vida a defender los derechos de los fumadores en la actual cultura neopuritana de hoy en día.
La película, en sí, encierra múltiples mensajes y significados sobre el hábito y el vicio.

Aún así, hay un tema en especial presente en dicha obra sobre el cual no se puede dudar: el vil manejo que ejercen las empresas tabacaleras sobre el subconciente del consumidor mediante el uso de publicidad y propaganda.

La ecuación es sencilla: cuando se intenta vender un producto “malo” como uno “bueno” (y no hablamos en términos morales -no nos interesa- sino exclusivamente médicos) la única respuesta posible es llevar el debate al campo de la confusión.

Así es entonces que nacen las dudas y, posteriormente, cuando éstas se repiten, los mitos.

Son infinitos los mitos que se han creado en base al tabaco y, por eso, aquí, no para rivalizar con el abogado del diablo, sino para defender la salud universal de todo individuo, vamos a hablar sobre ellos…

“Fumo poco: lo hago lentamente y casi todo el cigarrillo se consume en el cenicero”

Todo fumador que deja quemar el tabaco en el cenicero, procurando hacer menos ‘chupadas’, se ve aún más afectado pues inhala mayor concentración de humos cancerígenos. Está comprobado que el humo que se desprende de la porción final del cigarrillo es más tóxico que el humo que se inhala directamente.

“El tabaco me daña igual que el humo de los automóviles y las fábricas”

Según estudios epidemiológicos, el tabaco es causante del 30% de todos los cánceres diagnosticados, frente a un 2% producido por la contaminación ambiental y otros factores. Por ende, es mejor estar cerca de diez caños de escape que de dos cigarros.

“No es un vicio: puedo dejar de fumar cuando me plazca”

Claro, da la casualidad que siempre te parece conveniente dejar de fumar “mañana”. Todo fumador es dependiente aunque fume poco y, en todos los casos, es mejor dejar de fumar no “de a poco”, sino de golpe. Está comprobado que reducir los cigarrillos que se consumen es la peor forma de abandonar el vicio.

“Con todo lo que ya he fumado en mi vida, me haría peor dejar el vicio”.

¡Terrible vómito de ignorancia!. Por mucho, siempre es peor continuar con el vicio del cigarro que abandonarlo: el estrés y la ansiedad son problemas tratables, mientras que el 90% de las enfermedades que causa el vicio no poseen punto de retorno. La dependencia física de la nicotina sólo dura alrededor de una semana pero los beneficios secundarios al abandono son progresivos.

Más consejos de salud y belleza : , ,

One Comment »

  • Hipnosis anti-vicio said:

    [...] son los que no confían en un sistema tan peculiar (para revisar otros mitos del tabaquismo, aquí un informe). Vale aclararle a todos ellos que incluso en la psicología suelen practicarse técnicas de esa [...]

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.