Salud y belleza » Enfermedades

De qué hablamos cuando hablamos de faringoamigdalitis II

Sin Comentarios

La faringoamigdalitis “no es cosa de niños” pero, al mismo tiempo también lo es. Decimos, ante todo, que no es cosa de niños pues, como toda enfermedad (en este caso infecciosa), debe tratarse con respeto y ser atendida a tiempo pero, por otro lado, sí es cuestión de niños pues ellos mismos suelen ser el foco de riesgo.

En este segundo repaso, finalizamos el análisis con las preguntas y respuestas más frecuentes en torno a la bendita faringoamigdalitis: no te ahorrarás la cita con el doctor pero sí podrás acudir ante él con más información de la que imaginabas.

¿Cuál es el principal virus causante de faringoamigdalitis y a quiénes suele atacar?

Según datos empíricos, los causantes suelen ser distintos tipos de virus que, en un noventa por ciento, afectan a menores de tres años y en un indice menor al cinco por ciento atacan a pequeños de cinco para arriba. De todos modos, la tendencia indica que los mayores también puede padecer un cuadro de faringoamigdalitis (solo que en menor medida).

¿Qué tipos de síntomas presenta el cuadro de faringoamigdalitis?

Tras el contagio, sea por la vía que sea, la enfermedad recién comienza a desarrollarse en el organismo tras un lapso de aproximadamente diez horas de mínimo y cuatro días de máximo. Entre los síntomas más comunes podemos destacar: fiebre (primero moderada –menor a los 39ºC- y luego un tanto más severa), dolor de garganta, ganglios inflamados, dolores de cabeza y padecimientos musculares. En determinados casos, la faringoamigdalitis se confunde con una gripe u otro mal similar pues, entre estos síntomas, tambien suelen aparecer otros más comunes como congestión nasal, tos excesiva y catarro.

¿De qué manera se debe diagnosticar?

Por su naturaleza, la faringoamigdalitis es difícil de reconocer. Aún así, teniendo en cuenta los puntos mencionados anteriormente, tampoco resulta una tarea imposible ese ejercicio de diferenciación y cualquier especialista cuenta con varias herramientas sencillas para llevar a cabo el trabajo.

El diagnóstico microbiológico –ese que permite distinguir una virósica de una bacteriana- es fundamental pues, de acuerdo al resultado, el tratamiento podrá tomar caminos diferentes.  En ambos casos, los síntomas pueden ser similares por lo cual la prueba definitiva es aquella dada por el cultivo de los gérmenes de la garganta.

¿Cuál es el tratamiento de las faringoamigdalitis?

La faringoamigdalitis virósica, es sintomática (se utilizan analgésicos para el dolor y otros fármacos para aliviar males diferentes). En cambio, en el caso de la faringoamigdalitis bacteriana o estreptocócica, se utilizan métodos diferentes siendo el más común dado por antibióticos como la penicilina.

Más consejos de salud y belleza : , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.