Salud y belleza » Salud, Sin categoría

Gaseosas, en “cola” hacia el hospital

Sin Comentarios

Así como aparentar tiene más letras que ser -metáfora que, como todas las de su clase, no requiere explicación- los términos gaseosa y peligro comparten el mismo número de caracteres (podemos decir que se trata de una simple casualidad aunque, a decir verdad, no existe).

Si hay algo que caracteriza a todos los refrescos es el poder de su imagen y, en contraposición, las carencias que exhiben en el plano nutricional: ¿puede un producto, siendo tan malo, parecer tan bueno? (el cigarrillo, ríe por lo bajo).

Históricamente las gaseosas han aparentado brindar soluciones que desde ya, representan problemas para la salud.

Las gaseosas han sido, casi desde su creación, uno de los grandes males silenciosos que ha debido padecer el hombre. Se trata de un enemigo que camina a paso lento pero firme. El consumo de estos refrescos va degenerando, poco a poco, la salud: causa obesidad, debilita los huesos, produce diferentes alteraciones en el organismo e incluso en el estado de ánimo. Si no fuera por los poderes económicos y sus claros intereses, las bebidas gaseosas bien deberían llevar un sello, no igual, pero parecido al de los cigarrillos” dice un experto en ciencias de la nutrición que, afortunadamente, tiene el mejor escudo para resistir los ataques de la propaganda: conocimiento.

Repasemos algunos de los riesgos que exhibe el consumo regular de refrescos y gaseosas para comprobar, así, las maravillas de la industria del marketing…

  • La ingesta de bebidas excesivamente dulces potencia el riesgo de sufrir osteoporosis debido a que el ácido fosfórico impide la correcta absorción del calcio y los huesos se ven debilitados.
  • El azúcar que poseen las gaseosas transforma a cualquier consumidor en un blanco perfecto del problema conocido como caries dental.
  • Está comprobado que son adictivas: al probarlas se crea el hábito de querer consumir un poco más.
  • Los refrescos, que contienen oxalatos en la mayoría de los casos, pueden ser generadores de problemas tales como cálculos renales justamente debido a esa sustancia.
  • Producen trastornos del sueño, como el insomnio, debido a los elevados índices de azúcares que contiene cada botella de gaseosa.
  • La enorme concentración de azúcares, aditivos varios y el PH ácido pueden generar trastornos digestivos (gastritis, el más común).
  • El consumo de gaseosas está ampliamente relacionado con la obesidad, sobre todo en niños pequeños (lo cual también aumenta las posibilidades de sufrir diabetes).
  • No aportan nutrientes ni otros elementos positivos para el desarrollo del organismo: solo contienen calorías vacías generadoras de obesidad que no mejoran nuestro funcionamiento.

Más consejos de salud y belleza : , , , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.