Salud y belleza » Enfermedades

Hemorroides: ¡qué dolor!

1 Comentario

El dolor es inevitable: el sufrimiento es opcional. La frase, que se le atribuye a Buda, bien podría llevarse al campo de la medicina: elegir el tratamiento adecuado, es una forma, no de evitar el padecimiento físico, pero sí de combatirlo y aliviarlo.
Las hemorroides, se sabe, son uno de los problemas más dolorosos que pueden darse en el cuerpo humano (al menos dentro de esos malestares que, en principio, pueden denominarse o categorizarse como no tan graves en relación a otros ciertamente más peligrosos).
Son muchos los factores que desencadenas el problema de hemorroides así como también son numerosas las variantes que existen para solucionar la dificultad.

Pues, entonces, qué mejor forma que presentar un repaso con algunas preguntas –naturalmente, también sus respuestas- frecuentes sobre las malditas y dolorosas hemorroides…

¿Qué son las hemorroides?

Las hemorroides, también conocidas como almorranas, son várices o inflamaciones de las venas en el recto y el ano. Se trata de plexos –coloquialmente denominados como almohadillas- compuestas por tejido submucoso: allí se hallan contenidas las vénulas y arteriolas superficiales del conducto anal. Los cojinetes son tres: uno está localizado en la pared lateral izquierda, otra en la derecha y un último se encuentra en posición media posterior. ¿Su función? Continencia de las heces.

¿Existen factores que puedan causar predisposición a las hemorroides?

Sí, por supuesto. Entre los múltiples factores que pueden causar predisposición a las hemorroides están los factores hereditarios; el estreñimiento (provoca presión, fuera desmedida); la diarrea (genera irritación); el embarazo (especialmente durante las últimas semanas); los problemas de hipertensión portal (por el aumento de presión venosa); la obesidad y hasta el abuso de fármacos.

¿Cómo se efectúa el diagnóstico?

Para diagnosticar un problema de hemorroides, es necesario efectuar un examen clínico tanto del recto como del ano. Esto se debe a que, ante todo, es fundamental descartar toda posibilidad de que halla algún tumor, cáncer, y de tal manera es vital practicar un examen radiográfico con enema opaco (también una sigmoidoscopía). Aún así, frente a un cuadro de hemorroides es posible que el profesional logre observar pequeñas pérdidas de sangre, algo que en el cáncer suele presentarse de forma diferente (potenciada).

¿En que consisten el / los tratamientos?

Los métodos de prevención son fundamentales. Y, con respecto a los tratamientos, hay amplias variantes: mantener una buena higiene anal y frotar las hemorroides, ayuda a prevenir las infecciones; corregir el estreñimiento mediante diferentes recetas caseras también contribuye a la salud de los conductos; corregir las diarreas es indispensable para no aumentar la progresión de dificultades. Desde ya, evitar esfuerzos al defecar y reducir el tiempo de defecación, también contribuye reducir el tiempo de defecación.

Más consejos de salud y belleza : , ,

One Comment »

  • Bris de tratamiento para hemorroides said:

    Es fundamental para el tratamiento de las hemorroides elevar los consumos de fibra y agua, al igual que evitar hacer mucha fuerza física.

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.