Salud y belleza » Alimentación, Enfermedades

Hemorroides: qué comer y qué no

3 Comentarios

Dadas sus características –sociales y naturales- el problema de hemorroides se presenta como una doble dificultad: el sufrimiento físico, por un lado, y la tendencia casi auto-impuesta a padecerlo en soledad, por el otro.

Erróneamente, muchas personas evitan tratar las hemorroides por cuestiones relacionadas con la vergüenza o el pudor. Esto, desde ya, no debe ser así: acudir a un profesional es la solución. Pero, en el caso de quiénes escogen una lucha silenciosa (opción poco lógica), a continuación les presentamos una serie de aspectos emparentados con la alimentación que pueden ayudar a revertir la situación.

“La nutrición es fundamental para, no la cura, sino más bien la prevención de las hemorroides. Efectivamente, comer bien ayuda mucho al igual que llevar una vida sin vicios y con mucha actividad deportiva y al aire libre. En cuánto a la alimentación, la recomendación es, ante todo, seguir una dieta rica en fibra y especialmente liquidas pues, al evacuar de manera normal, se logra mantener el estreñimiento a raya” dice un especialista.

Veamos, ahora, la lista exacta con lo que se puede y lo que se debe comer o no.

Alimentos que debe incluir una dieta contra las hemorroides

  • Cereales de tipo integral: arroz, maíz, avena, centeno, mijo trigo, etc.
  • Legumbres: Lentejas, habas, soja, guisantes, garbanzos, frijoles, etc.
  • Frutas: Manzana, higo, fresa, plátano, pera, naranja, etc.
  • Verduras y hortalizas: Zanahoria, espinaca, patatas, alcachofas, etc.
  • Líquidos: al menos dos litros diarios.

Alimentos que se debe excluir pensando en una dieta contra las hemorroides

  • Los alimentos ricos en sal,
  • Algunas especies como la pimienta.
  • Picantes y aderezos varios.
  • Café, alcohol.

Otra solución alternativa al problema de las hemorroides tiene que ver con los famosos suplementos nutricionales: especialmente los de alto contenido en fibra. Entre las opciones se destacan el salvado de trigo y el de avena. En ambos casos se trata de un compuesto que bien puede agregársele a determinados líquidos como zumos de frutas para su sencillo consumo.

Por supuesto, los suplementos nutricionales de ningún modo deben reemplazar a la fibra natural: solo, en todo caso, se trata de un refuerzo extra para poder ganar la lucha contra las hemorroides. Una batalla que, por cierto, y como ya dijimos, es mejor pelearla, no en soledad, sino con un ejército amigo: aquel comandado, lógicamente, por un especialista en medicina.

Más consejos de salud y belleza : , ,

3 Comments »

  • jose said:

    interesante post sobre hemorroides

  • Hemorroides Tratamiento said:

    Buen aporte, lo sumare a todo lo que ya he aprendido sobre hemorroides, gracias

  • Dora said:

    Evitar té y mate son muy irritantes

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.