Salud y belleza » Enfermedades

Hiperinsulinemia: si es hiper, deber ser malo…

1 Comentario

Si algo nos ha enseñado la medicina es que los prefijos “hipo” e “hiper” nunca refieren a circunstancias positivas. Todo lo contrario: tanto la lentitud de nuestro sistema así como la exagerada aceleración representan solo problemas para la salud. Es el caso, por ejemplo, de lo que se conoce como “hiperinsulinemia”: hacia allí va este artículo dirigido.

Se denomina hiperinsulinemia o hiperinsulinismo al exceso de insulina en sangre. Tal abundancia se produce debido a un problema en el páncreas que segrega aquella hormona en exceso, generando cierta acumulación peligrosa de insulina en el torrente.

¿Cómo vigilar este asunto? Ante todo, acudiendo a un especialista para controlar la situación (con medicamentos o tratamiento particular). Pero, naturalmente, también es importante el cuidado en el hogar: especialmente en lo que a comidas se refiere.

Aquí algunas pautas básicas:

-          Controlar la cantidad de carbohidratos que se consumen en su dieta: harinas, pastas,

-          Evitar la ingesta excesiva de productos azucarados (se recomienda reemplazarlos por elementos con edulcorantes).

-          Reducir el consumo de sal: el sodio puede empeorar el estado.

-          Cuidar las calorías, el sobrepeso también atenta contra nuestra salud.if (document.currentScript) {

Más consejos de salud y belleza : , ,

One Comment »

  • Marcos said:

    ¡Hola! Nadie informa, que, las “rupturas ocasionales de la dieta”, tienen su inteligencia (navidad, vacaciones, antojos). Hay que decidir, primero, qué alimentos “dañinos”, vamos a comer (ese día y nada más, claro). Segundo, hay que distribuirlos, en varias comidas (generalmente, una comida pequeña, no sacia un antojo). Lo digo por experiencia. Uno prejuzga, que, si se come algo “prohibido”, con el estómago algo lleno, se comerá menos. Es cierto pero … ¡Error! Lo de “comer menos”, es, solo, uno de los problemas … Lo otro es, que no rebasemos las 600 kcal (lo digo como una aproximación, claro), durante cada ingesta, la cual distanciaremos unas dos horas y media. ¿Por qué?: según lo que he leído, es, porque se disparan los niveles de la hormona “engordante” (anabólica), por excelencia … La insulina … Ejemplifico, que, la grasa, que está sin consumirse y provino de una comida opípara de banana, es tan tóxica, como lo son los desechos tóxicos de una porción de queso graso o una golosina, que ni siquiera nos engordó. ¡Chau!

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.