Salud y belleza » Enfermedades

Información útil sobre el test de VIH

Sin Comentarios

La Prueba de detección del VIH es un examen del tipo ELISA que permite distinguir entre presencia o ausencia del virus -no el grado de virulencia-. Representa el primer paso a seguir ante algún tipo de duda y, aunque muchas personas teman efectuarse éste test, ellos deben saber que se trata de un requisito indispensable: por su bien y el de todas las personas que los rodean.

Para saber si he contraído VIH…

Con un clásico y específico análisis de sangre, basta para tener una respuesta. Este examen indica si un sujeto carece o posee los anticuerpos frente al VIH, es decir, qué el organismo ya lo ha aceptado y comienza a reaccionar ante el virus.

Vale realizar una aclaración sobre lo que se denomina como “infección aguda”: los que sufren de éste trastorno presentan síntomas parecidos a los de la gripe solo al cabo de unas semanas.
Además, también es necesario mencionar que, si usted intuye que la transmisión ha sido de forma reciente, existe la posibilidad de que, en primer instancia, el test de negativo y no se encuentren pruebas que confirmen su portación de VIH: esto se debe por el efecto ventana y, por lo tanto, es necesario volver a realizar esa misma prueba pasados unos meses. O, en todo caso, solicitar la llamada evaluación de “carga viral” con la asistencia de un médico infectólogo para un diagnostico definitivo.

Las pruebas son absolutamente voluntarias y está comprobado que más del 50% no padecen de VIH: por respeto, es fundamental someterse a los test.

Recomendaciones acerca del test de VIH

Es fundamental no acudir a un examen de esta clase si una persona ha consumido tanto drogas ilegales como alcohol u otras sustancias prohibidas. Además, se recomienda, esperar entre un mes y medio y tres meses después del contacto de riesgo antes de practicarse la prueba por el clásico efecto “ventana”.

Sobre los resultados del examen de VIH: cuando positivo, es negativo.

Un resultado positivo significa que, efectivamente, el virus del VIH corre por la sangre. Es decir: el sujeto pasa a ser portador del VIH. De todos modos, esto no significa que éste padezca SIDA pues, como se sabe, hasta hace pocos años atrás y gracias a los nuevos medicamentos, es posible mantener controlado el virus para que no se desarrolle causando daños más serios en el organismo (el proceso de inmune deficiencia).

Poseer VIH representa, también, la chance de poder transmitirlo a otra persona y, por lo tanto, se deben tomar todos los cuidados necesarios que son de público conocimiento: desde la protección en las relaciones sexuales hasta el control de la lactancia si se trata de una embarazada y, naturalmente, la precaución en el contacto de sangre.

Más consejos de salud y belleza : , , , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.