Salud y belleza » Deportes

Rehabilitarse tras una lesión en el tobillo

1 Comentario

En términos simples, básicos, rudimentarios, el tobillo es la articulación formada donde se unen el pie y la pierna y está constituido por tres huesos: el peroné, la tibia y el astrágalo (de ingresar en la carrera de Medicina y cursar la materia “Anatomía I” la respuesta, claro, seguramente sería otra mucho más completa y abarcativa pero, en este caso, basta con mencionar esas pequeñas pero importantes referencias para entender el sistema).

A diferencia de otras zonas del cuerpo humano, el tobillo es una articulación que, casi en todos los deportes, puede llegar a verse lesionada. Es decir: dese natación hasta equitación, pasando por alpinismo y hasta tenis, en cualquiera de estas actividades un deportista sufrir apalees.

El tobillo es, en efecto, una región vulnerable, siempre expuesta a los golpes. Por eso es de vital importancia conocer ejercicios para, no solo fortalecer, sino recuperar la fuerza natural de nuestro tobillo tras haber padecido alguna lesión.

Ante todo algunas reglas básicas para aplicar ante estos casos son, por supuesto, acudir a un profesional para evaluar el grado de la lesión (fundamental), realizar los ejercicios que se nos hayan recetado con el pie descalzo o con un calcetín puesto; practicar los ejercicios de forma lenta; aumentar las cargas progresivamente.

Pero, si lo que buscamos es una guía con movimientos localizados, con recetas especificas para rehabilitar un tobillo herido, aquí os ofrecemos una mano. O, mejor dicho, “un tobillo”…

Forma número uno: flexión del pie y de los dedos.

Estando recostado sobre el piso o en cualquier superficie plana, doble el pie lesionado y, al mismo tiempo, encoja los dedos. Luego, extienda el pie y los dedos, nuevamente, al mismo tiempo.

Forma número dos: extensión de los dedos del pie.

Utilizando una silla como apoyo, siéntese en ella con sus rodillas dobladas en un justo ángulo recto. Ahora, apoye el pie totalmente en el piso e, inmediatamente, extienda los dedos del pie lesionado para, luego, deslizarlo hacia atrás unos pocos centímetros. Relaje y vuelve a ejecutar el movimiento.

Forma número tres: estiramiento de las cuerdas del talón.

Párese erguido y, estando en esa posición, es decir derecho, colóquese frente a una pared con los pies juntos, los brazos extendidos hacia el frente y las palmas a la pared. Inclínese hacia la pared, flexionando los codos, para estirar las cuerdas que se encuentran arriba de los talones. Relaje y repita cual si fuera cualquier otra rutina de ejercicios.

Más consejos de salud y belleza : ,

One Comment »

  • yadiel said:

    llevo 8 dias con mi tobillo inchado y no se baja el ichason y no tengo ningun hueso roto y pinso q son los ligamentos seriamente lastimados tengo la pierna casi toda ichada desde la rodilla casi asta los dedos la tengo sopla :(

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.