Salud y belleza » Enfermedades

Los cálculos renales y los remedios calculados II

Sin Comentarios

¿Quién dijo que “segundas partes no son buenas”? De ser así, el siguiente artículo -una continuación- debería ser desechado. Grave error. Incurrir en esa conducta significaría haber conocido, gracias a la primera parte del repaso, todo sobre el enemigo menos lo más importante: las técnicas para combatirlo.

Los cálculos renales tienen, como muchos otros padecimientos, una serie de terapias alternativas y los remedios “de la abuela” capaces de reducir la enfermedad a un simple recuerdo. Analicemos cada una de las opciones.

- Las algas son consideradas, según expertos, como un gran método para disolver los cálculos renales y, para hacer efectivos tales propósitos, se deben consumir en forma periódica como alimento.

- Si algo saben los indios es de remedios caseros (¡no les quedaba otra cosa que acceder a la naturopatía!). Bien, uno de los métodos más usados por los pueblos originarios que habitaban antiguamente Nuevo México consistía en tomar un vaso de jugo exprimido de limón. Pero, dicho zumo, no se debía ingerir solo sino con un huevo de pava descascarado.

- Así como se mencionó el sistema de los indios de la región mexicana, también otras comunidades cuentan con fórmulas inventadas: los Amish -esa comunidad religiosa cristiana de doctrina anabaptista famosa por su estilo de vida simple y su resistencia a adoptar comodidades modernas- solían controlar los síntomas de los cálculos renales mediante una infusión preparada a base de hojas de aguacate (se bebían con diferentes clases de zumos).

- No hay dos sin tres: ya vistas las fórmulas de los indios y repasados los métodos de los Amish, ahora es tiempo de ingresar en el mundo gitano. ¿Cómo hacían ellos para curar los cálculos renales? Simplemente mezclaban poco menos de un litro de leche caliente con vino y flores de manzanilla.

- Un nuevo remedio útil para solucionar el problema de cálculos renales consiste en tomar abundante zumo de pepino para lograr que pasen las piedras y podamos deshacernos del dolor.

- Valerse de una cataplasma de salvado de trigo y agua caliente –un sistema antiguo si los hay- también ayuda a deshacerse de los cálculos.

- Un problema que, a menudo, viene junto con los cálculos es el de las denominadas vulgarmente “arenillas”: para quitarlas del organismo es necesario comer a diario durante un par de días una importante cantidad de berros o beber 1/4 taza de jugo de espárrragos dos veces al día.

- Verter un puñado de raíz de diente de león en una taza de agua, hervirla, dejarla reposar y tomar como infusión también alivia el dolor provocado por las cálculos renales.

Más consejos de salud y belleza : , , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.