Salud y belleza » Belleza

Manos perfectas, manos a la obra

Sin Comentarios

Cuidar las manos puede ser una tarea excesivamente compleja. Es decir, ¿cómo cuidar el principal órgano que posee el ser humano para la manipulación de un modo que, justamente, no traiga aparejado dicha manipulación?.

Por caso, el simple hecho de leer este artículo ya representa el usufructo de las manos (tocar el teclado, utilizar el mouse; eso y más) y, también, la puesta en práctica de los consejos significa una situación parecida. Pero, claro, no todo es blanco y negro en el universo y, por supuesto, existen ciertas prácticas que, aún requiriendo el uso de nuestras manos, representan todo un beneficio para ellas (las manos, el órgano más explotado y menos valorado; las manos, un conjunto de extremidades que parecen no haber superado la política del régimen esclavista).

Consejos para empezar a cuidar las manos que, por más que sean dos, son las únicas que tenemos…

  • Utilice, sí o sí, guantes para cualquier acción que pueda ser potencialmente peligrosa para nuestras manos como ser el bricolaje, la jardinería o la manipulación de productos químicos fuertes.
  • Tome las precauciones debidas en cuanto a la exposición de vuestras manos frente al sol. Los rayos solares pueden provocar un envejecimiento prematuro entre muchos otros problemas a nuestras manos por lo tanto deben mantenerse siempre hidratadas (existen infinidad de productos de este tipo en el mercado y, todos, son de venta libre).
  • Procure mantener sus manos siempre limpias e higienizadas. Es siempre recomendable lavarlas con agua fría y secarlas bien luego de cualquier actividad que haya comprometido el uso de las manos. Tanto el calor como los jabones perfumados (no los de glicerina) son factores que, a largo plazo, pueden perjudicarnos.
  • Realice ejercicios tales como movimientos de elevación o circulares para activar la circulación de las manos (generalmente, todas estas prácticas se dan con el uso cotidiano pero, de no ser así, de tener poca actividad, procure realizar tales ejercicios con regularidad para evitar hinchazones o problemas más serios).
  • Mantenga sus manos a raya de productos como aceites y vaselinas. La razón: estos productos, que a veces pueden ser útiles para el cuidado, generan, también, una barrera que impide la salida del agua. Una de cal y otra de arena.
  • Cuide sus uñas y límpielas pues éstas pueden ser un foco de riesgo frente a muchas de las bacterias que flotan en el aire.
  • No abusar de las cremas: las hidratantes, como ya lo dijimos arriba, son recomendables pero, en cambio, otros productos que retrasan el envejecimiento deben ser usados con una menor regularidad. Así, frótese las manos con dichas cremas pero de forma responsable pues, de lo contrario, serán más los efectos negativos que los positivos.

Más consejos de salud y belleza : ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.