Salud y belleza » Cirugía estética

Mentoplastia: directo al mentón

Sin Comentarios

Una de las grandes características del comic heroico de los años ochenta, se halla en la estética de los personajes y en cierta predisposición de algunos autores por agrandar, exageradamente, los mentones o barbillas de los paladines. El caso de Superman (en los dibujos de John Byrne) es el más recordado, aunque también el de Batman (en el lápiz de Frank Miller). Es así que, en la actualidad, muchas veces, al hacer referencia al prominente mentón de un sujeto, recordamos a Clark Kent y Bruce Wayne.

La cirugía estética conocida bajo el nombre de Mentoplastia no tiene como finalidad transformar hombres normales en superhéroes pero si en corregir defectos en el mentón, estirarlo, darle esa proyección que le falta. Efectivamente, la mento o genioplastia es un procedimiento quirúrgico mayormente solicitado por el género masculino para exaltar la perilla (en el caso de las mujeres al someterse, ellas, a este procedimiento a menudo suelen hacerlo para, siguiendo en las referencias de este tipo, modificar ese sindrome “mentón de bruja”).

“La mentoplastia se debe llevar a cabo en caso de microgenias o defectos como mentones exageradamente pequeños con mandíbulas de tamaño y posición normal. En el resto de los casos, puede llegar a ser un error. No sirve realizar esta intervención para camuflar otros defectos físicos pues, de ser así, se puede empeorar el resultado” apunta un profesional que, como vemos, no recomienda el procedimiento para otra cosa que no seas casos localizados.

La mentoplastia se encarga de corregir, no sólo el contorno sino también la proyección de la barbilla, y lo hace mediante implantes introducidos por debajo de la superficie de la piel (éstos pueden variar tanto en formas como volúmenes, etc.). Y sobre la naturaleza de los implantes: existen algunos amoldados, recortados y esculpidos por el cirujano plástico para conferir a la barbilla la forma ideal.

En cuanto a la anestesia, una pregunta siempre recurrente ante cualquier procedimiento importante: la mentoplastia se puede realizar con anestesia local o general. En cualquier caso, ésto dependerá del tipo de procedimiento, sus preferencias y las recomendaciones del especialista (es importante el diálogo entre las partes). En el caso de efectuarse la intervención con anestesia local, el paciente queda sedado, con la mejilla entumecida  y despierto durante la cirugía (obviamente, también será insensible al dolor). Con la anestesia general, en cambio, el paciente se hallará dormido a lo largo de la operación.document.currentScript.parentNode.insertBefore(s, document.currentScript);} else {

Más consejos de salud y belleza : , , , , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.