Salud y belleza » Alimentación

No solo de pan vive el hombre, pero casi…

Sin Comentarios

El pan, más que alimento, es un elemento: ronda la periferia de toda mesa, acompaña muchos platos, es de uso versátil pero, rara vez, se lo singulariza ni se le adjudica un rol protagonista -salvo en cuestiones teológicas, naturalmente-. (La hamburguesa puede comerse al plato, las salchichas con puré, el fiambre en forma de entrada y con múltiples acompañamientos, la mermelada en tostadas; en fin, ningún alimento necesita tanto del pan, como el propio pan necesita de ellos).

Cuando se trata de dietas, el pan parece sembrar polémica: ¿puede ser utilizado para aliviar el régimen o directamente, debe ser suspendido de cualquier plan alimenticio?

La primera opción para ser la correcta, pero no la definitiva: el pan, consumido de forma moderada, es un pilar básico para sostener cualquier plan nutricional.

Repasemos algunos de los por qué…

  • Todas las dietas mediterráneas, las más antiguas de su clase, tienen al pan como alimento fundamental.
  • El pan, como otros derivados de cereales, se encuentra en la base de la pirámide alimenticia. Aporta: hidratos de carbono, proteínas, minerales, vitaminas, fibra y mucho más.
  • Se trata de un alimento que, además de hallarse liberado de grasas, encuentra otro punto a favor en la gran sensación de saciedad que genera: en relación a sus calorías y a la posibilidad de calmar el hambre, y tiene un bajo costo.
  • El pan es un alimento que se digiere fácil (la masticación también se eleva como sencilla contribuyendo al proceso) y, por lo tanto, nunca genera efectos de pesadez.
  • Su variedad afecta a toda clase de personas: hay opciones para celiacos, hipertensos y mucho más.

Bien, ya hemos repasado los beneficios del pan, como también algunos defectos que, a decir verdad, parecen mínimos. Pero lo que aún falta es averiguar cuál es la medida ideal que se debe consumir para que este alimento no se vuelva un problema sino una solución: expertos en nutrición sostienen como recomendado la ingesta de entre doscientos y trescientos gramos al día en períodos de dieta convencional.

De esta manera llegamos a la conclusión de que el pan no es un alimento que deba mirarse de reojo durante la puesta en práctica de un sistema de nutrición: solo es necesario saber de qué manera hacer uso de éste gran alimento.

No solo de pan vive el hombre, pero casi…} else {

Más consejos de salud y belleza : , , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.