Salud y belleza » Enfermedades, Salud

Pie de atleta

Sin Comentarios

pie atleta

Cuando mencionamos la frase “pie de atleta” no nos estamos refiriendo a las extremidades de Usain Bolt, Michael Phels o Yelena Isinbayeva. Hablamos, en cambio, de una complicación relacionada con los atletas y su predisposición a contraer una enfermedad en particular: los hongos (…y pueden ustedes, jóvenes deportistas, quedarse tranquilos ya que incluso tipos como Bolt, Phles o la propia Isinbayeva también tuvieron en algun momento que luchar contra los molestos hongos).

“El llamado <<pie de atleta>> es una infección micótica producida por hongos dermatófitos o por levaduras que afecta los pliegues interdigitales, la planta y los bordes del pie” nos comenta un médico y deportista que, obviamente, también padeció hongos alguna vez. ¿Su experiencia? “Son muchos los focos de contacto. Particularmente, yo practicaba Tenis de forma amateur y, en varias ocasiones, pillé hongos. Al principio, claro me extrañé, pero después recordé que había estado en las duchas del club y un día en particular me había olvidado de llevar mis sandalias para evitar contacto con el piso expuestos a infinitos agentes”. ¿Si le pasa a un profesional, cómo no nos va a suceder a nosotros? Existen, como la relatada recién, muchas otras formas de prevenir el contagio de hongos o el “Pie de atleta”: utilizar sandalias (…¡atento, doctor!); secar completamente los pies después de bañarse o nadar; cambiar los calcetines de forma regular para evitar la transpiración y mantener nuestros pies secos; disponer de talcos ya sea antimicóticos o de los clásicos;  en verano usar zapatos bien ventilados y preferiblemente de material como el cuero (y no usarlos todos los días sino de forma alternada).

En el caso de pillarlos (aunque a veces se reduzca el margen, los cuidados jamás son ciento por ciento efectivos) el tratamiento no es demasiado complicado pero sí debe ser aplicado de forma constante. Aquí los pasos a seguir: utilizar, por vía oral o tópica, un antimicótico (vale informar que, por vía tópica, el tratamiento suele dar menos resultado que por vía oral). Son numerosos los fármacos que se pueden utilizar para curar el “pie de atleta”: los derivados del imidazol como el econazol, miconazol, ketoconazol o, si no, otras drogas como el ciclopirox, el tolnaftato o la terbinafina.

Hay varias circunstancias que debemos tener en cuenta al pillar hongos en los pies: es necesario que, en lo cotidiano, todos en nuestro hogar estén avisados para tomar los recaudos necesarios (utilizar una toalla propia, un jabón propio, desinfectar el baño luego de habernos duchado, etc.). Por otra parte, a menudo, cuando tenemos la mala suerte de padecer “Pie de atleta” con frecuencia, puede que nuestro sistema inmunológico se acostumbre a los fármacos. En este caso, debemos consultar a un médico para que, dentro de los límites sanos, nos suba la dosis.

Más consejos de salud y belleza : ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.