Salud y belleza » Sin categoría

Aprendiendo a cultivar plantas medicinales en el hogar I

Sin Comentarios

Ante todo, no se asuste: la planta de Cannabis no entra en éste repaso.

Bien, ahora que ya no corre el riesgo de recibir una visita de los federales o de la agencia antinarcóticos, usted puede seguir leyendo el artículo con la tranquilidad de que no corre peligro.

De hecho, más peligros corre usted si ignora éste nota pues en la siguiente se presentan ante el ojo del lector una serie de útiles y preciados consejos para aprender a cultivar plantas medicinales -de las clásicas, las inofensivas- en el hogar.

Un ejercicio que puede ahorrar más de un dolor de cabeza (…y de garganta, y de muelas, y de espalda, y de estomago, pues éstas plantas medicinales curan casi todo).

A menudo resulta difícil obtener cada una de esas hojas, tallos o frutos que se mencionan al repasar los remedios caseros para la cura de diferentes males. Pero, en contra de lo que muchos piensan, tener un jardín dotado de remedio “made in tierra” no es más difícil que, digamos, plantar rosas o jazmines. Y esto sin contar que las plantas medicinales tienen varias aplicaciones: sus fines pueden ser curativos o también nutricionales.

Habitualmente, las hierbas medicinales no requieren de tanto espacio como atención: es posible cultivar en lugares pequeños siempre y cuando se compense cualquier carencia con esmero.

Comencemos, de esta manera, con la primera parte del repaso sobre los métodos para transformar tu jardín en todo un laboratorio natural.

Aloe vera.

Una vez adquiridas las plantas, estas deben mantenerse siempre en un lugar soleado y nunca expuestas a las bajas temperaturas. Cuando se cortan las hojas para la creación de remedios caseros, es indispensable arrancar siempre aquellas que se haya cerca de la base. El Aloe vera, además, se riega con la misma frecuencia que cualquier otra planta.

Ajo.

Plantar ajo es aún más sencillo de lo que simula. Solamente se requiere separar los dientes de la cabeza y plantarlos a no más de cinco centímetros de profundidad en tierra con fertilizante. No se deben acumular muchas plantas de ajo, se recomienda, en el caso de plantar varias, mantenerlas bien alejadas. El tiempo estimado del crecimiento de cada cabeza a partir del diente es de siete meses. Con una plata de ajo en casa, tenemos remedios garantizados para males como la gripe y los resfriados y, claro, un condimento ideal para casi cualquier plato.

Más consejos de salud y belleza : , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.