Salud y belleza » Embarazo

El primer trimestre de embarazo

1 Comentario

Como en cualquier aspecto o proceso de la vida, lo más dificil es “lo que viene al comienzo”. ¿Por qué? Pues, así en el embarazo como en la vida (curiosamente, el embarazo es justamene vida) nuestro organismo, físico y psíquico, tarda un determinado lapso en poder afrontar todo aquello nuevo cuando nos pasa. Por tales razones muchos especialistas sotienen que “el primer trimestre del embarazo” es fundamental -desde múltiples puntos de vista que luego detallaremos- pues es el de adaptación.

“Si bien no es justo generalizar, existen ciertas tendencias que ubican a los primeros tres meses del embarazo como el tiempo más importante. Es que, durante ese espacio, las mamás no sólo se reconocen como tales sino que, además, el cuerpo experimenta los cambios más interesantes. La revolución hormonal suecede en el primer trimestre” confiesa un especialista.

Comencemos por el primer mes. Durante él, se experimentan síntomas físicos como la ausencia de menstruación, cansancio, somnolencia, mareos, náuseas, vómitos, acidez estomacal, extremadas ganas de ir de cuerpo y calambres abdominales. También se suceden ciertos cambios en los pechos: éstos se vuelven más pesados y sensibles, se oscure, además, la areola y ocurre un abultamiento.

También se suceden cambios emocionales  durante el primer mes: irritabilidad, alteraciones en el humor, tendencia al llanto, depresión, dudas o temores. Todas representan experiencias totalmente normales.

Durante el segundo mes, todo el proceso, lógicamente, se potencia: esas molestias que se presentaron durante el primer mes ahora florecen y se desarrollan. Fisicamente, el cuerpo sufre un ensanchamiento de la cintura y caderas; continúan los dolores de cabeza y hasta se pueden dar, en ciertos casos, desvanecimientos o desmayos. A menudo se pueden notar cambios en la piel y el estreñimiento será un síntoma común.

Sobre los síntomas emocionales, en este caso, en el segundo mes, la madre notará una mayor serenidad en su ánimo, se encontrará más calmada y comenzará a relajarse y disfrutar de su estado perdiendo ciertos miedos antes presentes.

Llegamos al tercer mes: ¿Cómo se vive? Desde la sintomatología, vale destacar que en este mes se notará, claramente, el desarrollo del vientre (algo que antes solo se había experimentado de forma leve, a veces casi imperceptible). El cansancio aumenta en relación con las semanas anteriores, además también se incrementará el hambre y puede que se perciba cierta aversión o rechazo a algunos olores o sabores (también son comunes los antojos). Es factible que aparezcan manchas en el cutis y algunas estrías.

A nivel emocional, no hay demasiados cambios: todo sigue igual aunque sí pueden reducirse las ganas de tener relaciones sexuales.

Como vemos no hay nada que temer: el embarazo es un período para disfrutar y, pasados esos primeros meses (¡para algunas madres solo son segundos!), una vez que  te hayas aclimatado, y en la medida que tengas los cuidados pertinentes, podrás sentirte relajada y disfrutar del milagro de la vida.} else {

Más consejos de salud y belleza : , ,

One Comment »

  • Bernardo Sissell said:

    Muchas gracias por esta informacion, bendicionies

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.