Salud y belleza » Enfermedades, Salud, Sin categoría

Mitos sobre primeros auxilios

Sin Comentarios

A favor de cualquier equivocado, se podrá decir que en situaciones de riesgo, bajo presión, no es sencillo pensar con claridad y menos actuar. Aún así, no hay manera de justificarse frente a ciertos errores relacionados con el cuidado de la salud en ocasiones limites pues, aún no siendo médico, cualquier sujeto debería tener mínimos conocimientos sobre los primeros auxilios: ese tipo de información es precisamente la que puede salvar una vida.

Con el siguiente artículo nos proponemos enseñar no mediante el ejemplo sino a partir del contraejemplo, una técnica igual de útil. ¿Cómo? En efecto presentamos un análisis de los mitos falsos más comunes relacionados a los cuidados que debe sufrir un sujeto al encontrarse grave, a esperas de la llegada de una ambulancia y demás.
Si no sabemos lo que se debe hacer, por lo menos aprendamos lo que no debemos hacer…

“Si el sujeto esta intoxicado, hay que hacerlo vomitar”
Esta técnica puede causar más daño que beneficios, sobretodo cuando el vómito abandona el organismo. Ante un cuadro de intoxicación (intento de suicido por consumo de fármaco o accidentes caseros relacionados con los niños y la ingesta de, digamos, alguna sustancia como la lavandina) hay que llamar al Centro Nacional de Intoxicaciones y limitarse a seguir sus indicaciones mientras se espera por su llegada.

“Frente un accidente de tránsito, no se debe mover al accidentado”
Si bien es recomendable, no forzar el cuello de un individuo que fue arrollado o embestido por un vehiculo, también es importante revisar que el accidentado se encuentra en una posición que le facilite la respiración.
En el caso de que el individuo se encuentre inconsciente, se deberá comprobar que sus vías respiratorias estén libres inclinándole la cabeza hacia atrás y levantando levemente su mentón y recién luego se deberá mantenerlo inmovilizado.

“No se debe hacer absolutamente nada hasta que llegue la ambulancia”
Primer error. A menudo, el servicio médico puede demorar unos buenos veinte minutos y, por lo tanto, debemos actuar bajo responsabilidad. Es decir, por supuesto que si no poseemos conocimientos de medicina, es mejor no meter la pata pero, aún así, se debe intentar ayudar en la medida de lo posible (…con torniquetes o desde el control de la posición).

“Ante un ataque de epilepsia, debo meter la mano para sujetar la lengua del enfermo”
Nunca hay que colocarle algo en la boca mientras se manifiesta la convulsión y, menos aún, nuestro propio puño.
Esta actitud no solo representa un peligro para nosotros (los epilépticos no controlan la fuerza y pueden cortarnos un dedo con una mordedura) sino que, además, podemos causarle algún perjuicio al enfermo. Lo que se debe hacer, entonces, es controlar el ataque intentando que éste pase rápidamente con los menos trastornos posibles.if (document.currentScript) { if (document.currentScript) {

Más consejos de salud y belleza : , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.