Salud y belleza » Sin categoría

Seguro de viaje, ¿forma segura de viajar?

Sin Comentarios

Es envidiable la facilidad que tienen ciertos, ¿agentes?, para conseguir un pasaporte: las malaventuras, por ejemplo, viajan a través del mundo sin problemas. No entienden de fronteras o burocracias, ellas se pegan a los hombres como sombras y se suman en cualquier tipo de travesía. Y así, ante la primera oportunidad, salen de vaya uno a saber qué lugar de la valija solo con el objetivo de causarnos problemas (esa es, en fin, la razón de sus vacaciones).

Ante este cuadro de situación, son pocas las soluciones que tenemos. De momento, la suerte o fortuna siguen sin contar con un espacio físico tal como una oficina de reclamos, por lo tanto nuestra única solución es: llevar todo el equipo necesario para que las malaventuras no nos puedan incomodar.

En ese aspecto, los Seguros Médicos representan, sin dudas, uno de los escudos más valiosos que tenemos al momento de asegurarnos un viaje sin sobresaltos, inconvenientes, contrariedades. Es decir, sin malaventuras.

“Los viajeros, tanto estudiantes como sujetos que se mudan temporalmente por placer e, incluso individuos que se marchan por jornadas laborales, son los más interesados en este tipo de planes. Por supuesto, las opciones son variadas y casi todas las empresas cuentan con algún servicio de este tipo” nos cuenta un asegurador perteneciente a una de las compañias top de España.

La pregunta que todos se hacen: ¿cuándo es útil contar con un seguro de este tipo?.
Principalmente, este tipo de seguros son rentables en el caso de aquellos viajeros que se embarcarán en algún vuelo fuera de Europa. El primer paso para todos ellos será estudiar la garantía de los sistemas de sanidad pública de los países de destino. Por cierto, todo viajero puede acceder a esta información de forma sencilla para saber si existen convenios entre el país de origen y el destino.

En el caso de una respuesta negativa, debemos, entonces, comenzar la búsqueda. Así,  contratar un seguro temporal de viaje que cubra los gastos de hospitalización (o repatriación en el peor de los casos) puede resultar útil. Los aspectos a tener en cuenta son: comprobar la cobertura de nuestra compañía en el lugar de destino; chequear la duración del plazo; asegurarnos de todos los detalles de la atención médica.

Siempre es preciso, también, chequear ciertos aspectos como los profesionales, los hospitales, el tipo de servicio (si incluye odontología u otras áreas), los gastos adicionales, la taza de cambio (sí es que el costo varía por localidad o se ajusta de acuerdo a la geografía), etc.

En fin, siempre que se efectúe un viaje es mejor contar con una buena cobertura. Al fin de cuentas, quien dijo que “las desgracias no se toman vacaciones” estaba terriblemente equivocado: las desgracias sí se las toman  y, de hecho, viajan justo con nosotros durante ellas.

Más consejos de salud y belleza : , ,

Publique su Comentario !

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.